En el marco de sus acciones para resguardar la salud pública, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisó y destruyó en la localidad misionera de Puerto Libertad, 120 kilogramos de carne bovina que era transportada en malas condiciones higiénico-sanitarias y sin documentación que acredite su procedencia.
En un operativo de rutina realizado en el puesto de control Urugua-í, sobre Ruta Nacional N° 12, agentes del Senasa y de la Gendarmería Nacional detectaron que un vehículo familiar procedente del paraje María Soledad, con destino a Puerto Iguazú –según declaró el conductor–, transportaba en el baúl carne vacuna envuelta en una lona de plástico con restos de partes vegetales.
Los agentes del Senasa constataron que la carne no se encontraba en buen estado debido a la pérdida de la cadena de frío, por lo que la decomisaron.
Además se constataron otras irregularidades, entre ellas, que la mercadería carecía de todo tipo de documentación sanitaria que acredite su procedencia y era trasportada en un vehículo no habilitado para el traslado de sustancias alimenticias.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS