Los estudiantes del Instituto de Enseñanza Agropecuaria 1,  de  la localidad de Bonpland, desarrollaron un novedoso proyecto para mejorar la producción agrícola de hortalizas en la huerta escolar.

El proyecto, denominado Inver-Pi, abordó un problema real de la región: la producción de hortalizas fuera de temporada. En ese marco, los jóvenes diseñaron una estación meteorológica de riego y apertura de cortinas del invernáculo. Esto les permite realizar mediciones dentro y fuera de los invernaderos y automatizar el control de la temperatura al interior.

Para poder llevar adelante la experiencia, los estudiantes usaron el kit del eje de implementación Código Pi, entregado por Nación en el marco del plan Aprender Conectados. Según precisaron a través del kit utilizaron el lenguaje de programación Python junto a una placa controladora Arduino, que permite simular aperturas de cortinas de un invernáculo utilizando servomotores y controlar una bomba de riego en ciclos temporales de manera remota. Asimismo, incorporaron más tecnología a la huerta a través del uso de Sense Hat, una placa que permite medir temperatura, humedad y presión atmosférica en el invernáculo. También lograron que el sistema tome datos dentro del invernadero, los cuales fueron registrados automáticamente en una hoja de cálculo. De esta manera, pudieron observar y mantener un registro de los cambios climáticos al interior de la huerta cubierta.
La experiencia, cuyo balance fue muy positivo, permitió que los estudiantes utilizaran la programación para abordar problemas característicos de la agricultura en la zona. En el futuro los docentes planean sumar el uso de sensores de PH para medir la acidez o la alcalinidad del suelo y complementar el control y el registro de la experiencia con el uso de una aplicación móvil.
Debido a su aporte, el trabajo fue distinguido por el Ministerio de Educación de la Nación.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS