De ahora en más, la segunda semana de octubre será dedicada a la lucha contra el mosquito Aedes aegypti. La medida sancionada por el Concejo Deliberante de Posadas e implementada por la Municipalidad persigue como objetivo establecer acciones para erradicar al vector de enfermedades como dengue, zika, chikungunya y fiebre amarilla.
La importancia de aunar esfuerzos en período de interbrote radica en prevenir un brote epidémico de dengue, por ejemplo, tal como sucedió a fines de 2015 y principios de 2016. En el plan de acción se encuentran los trabajos de descacharrizado en los que, según los datos de la Secretaria de Salud del municipio, se recolectan cada semana 200 toneladas de residuos. Con este tipo de operativos, es posible combatir la formación de minibasurales.
“Estamos en el orden de las 200 toneladas por semana de elementos que se sacan de las viviendas en los operativos estándar que se llevan a cabo; es mucho el trabajo que se hace porque generalmente los vecinos llevan la basura a lugares que no corresponden”, sostuvo en diálogo con El Territorio Alejandro Martínez, secretario de Salud de la comuna.
“La semana de la lucha contra el mosquito es una iniciativa que se gestó en el Deliberativo este año, que nos permite en esta segunda semana de octubre poder hacer actividades entre todos los sectores que trabajan en esta temática e informar lo que se está haciendo, unificando un plan estratégico”, agregó Martínez.
Del acto oficial llevado a cabo ayer en el Espacio Multicultural La Costanera participaron además el intendente Joaquín Losada y el subsecretario de Atención Primaria de la Salud del Ministerio de Salud Pública, Norberto Sotelo. “Estamos ingresando en la época más complicada del año en la que aparecen las enfermedades de transmisión vectorial pero apuntando sobre todo a los meses de febrero y marzo, que son los meses históricos de brote”, dijo Martínez.
Sobre los resultados que dio el último Levantamiento de Índices Rápido de Aedes Aegypti (Liraa) comentó que hace tres semanas se dio por culminado y que se registraron mejoras notables. “En el indicador que corresponde al mes de septiembre los números nos permiten ver un descenso marcado respecto a los indicadores anteriores siempre sobre lo que establece la OMS, que nos pide un 5 por ciento de casas infestadas. Estamos un poquito mejor gracias a la colaboración de los vecinos, a la permanente sensibilización y a la tarea que también realizan los medios hablando sobre esta problemática”.
“Siempre el índice está por encima del 5%. De todas maneras, cuando pasó lo de la epidemia, estábamos entre 25 y 30% de infestación y hoy estamos mucho mejor”, dijo el funcionario.

Además, remarcó que todos los trabajos se realizan en complemento con la colocación de ovitrampas en distintos puntos de la ciudad: “Los indicadores son bastantes parejos. Tenemos 200 ovitrampas que nos permiten seguir relevando semana a semana”, concluyó.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS