Se presentó ayer en Buenos Aires el Proyecto Relámpago Cactis que tiene por objeto estudiar las tormentas que se generan, con un conjunto extraordinario de instrumental que incluye radares y estaciones meteorológicas móviles. Además, se estima para ello la llegada de investigadores de Estados Unidos.
El acto fue encabezado por el ministro de Defensa de la Nación, Oscar Aguad, quien estuvo acompañado por el secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva Lino Barañao, el embajador de Estados Unidos en Argentina, Edward Prado, y la directora del Servicio Meteorológico Nacional, Celeste Saulo, entre otros.
Saulo explicó a El Territorio que el Proyecto Relámpago Cactis “ayudará a entender mejor el sistema de tormentas severas que se están dando en Misiones porque investigará esos fenómenos atmosféricos desde su génesis en la provincia de Córdoba, que es el lugar donde nacen las tormentas más severas del mundo”.
La funcionaria argentina, que además es vicepresidente de la Organización Meteorológica Mundial, dialogó ayer con este matutino para explicar los alcances del proyecto, que en forma conjunta será realizado por científicos de nuestro país y de Estados Unidos.
La iniciativa tiene por objetivo principal estudiar las características de las tormentas que azotan cada vez con mayor fuerza gran parte del territorio nacional.
“El origen del sistema de tormentas se ubica en la zona central del país, específicamente en Córdoba y desde allí se propaga hacia el Nordeste para llegar al litoral argentino y al sur de Brasil”, manifestó.
Al mismo tiempo que añadió: “En esa propagación las tormentas se fortalecen y crecen. Con este proyecto de investigación vamos a estudiar las tormentas desde adentro. Porque contamos con la tecnología para hacerlo así”.
“Y luego podremos predecir con mayor exactitud su intensidad porque conoceremos su desarrollo físico”, explicó la especialista.

 

Financiamiento
 

La directora del Servicio Meteorológico Nacional remarcó que el proyecto Relámpago Cactis cuenta con un financiamiento de 35 millones de dólares proveniente de Estados Unidos a través de diferentes organismos relacionados con la ciencia y la tecnología.

“Se trata de un proyecto de cooperación entre nuestro país y Argentina con el objetivo de lograr información objetiva sobre diversos fenómenos meteorológicos que se dan en esta parte del mundo”, expresó el embajador de Estados Unidos en nuestro país, Edward Prado, en el acto oficial realizado ayer en la sede central del Servicio Meteorológico Nacional.
El proyecto Relámpago Cactis se inició el pasado 1 de octubre y se extenderá hasta el 31 de marzo del año que viene.
Con ese objetivo ya llegaron al país cuatro radares móviles que serán los encargados de monitorear las tormentas y que además están montados sobre camionetas equipadas con la tecnología necesaria para medir todos los procesos físicos que ocurren cuando se desata una tormenta.
Mesa
Luego de la presentación del proyecto, se realizó una mesa redonda denominada “¿Qué?, ¿por qué? Y ¿para qué? de Relámpago” moderada por Celeste Saulo.
Participaron además la referente del Proyecto por Argentina, Paola Salio, la funcionaria de la oficina de Ciencia, Ambiente, Tecnología e Innovación de la Embajada de Estados Unidos, Urfa Qadri, la investigadora del Conicet y del Citedef Gabriela Nicora, el ministro de Ciencia y Tecnología de Córdoba Walter Robledo; y el responsable de Desarrollo de tecnologías estratégicas de Invap, Gustavo Cabrera.

 

 

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS