Un niño de cuatro años falleció este sábado por la tarde tras recibir una descarga eléctrica al tomar contacto con un cable de tendido eléctrico que se hallaba desprendido en la vereda de su vivienda en Colonia Tarumá, de acuerdo a lo consignado por fuentes policiales.
El menor llegó sin vida al hospital local. La víctima fue identificada como Benjamín Céspedes, de tan solo cuatro años de edad.
En el lugar trabaja personal de la División Policía Científica. El Magistrado interviniente dispuso que se realice la correspondiente autopsia.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS