Dos de los cuatro ocupantes de una lancha que se encontraba en el río Paraná, frente al Yacht Club de Posadas resultaron heridos el domingo por la noche al ser embestidos por otra embarcación, que no se detuvo.
Esto sucedió alrededor de las 20.30. Luego, el timonel del bote que provocó el accidente se presentó ante la Prefectura Naval.
Quien alertó del accidente fue el sereno del Yacht. Entonces, una patrulla de la PNA fue hasta el lugar del impacto, el kilómetro 1579,5 del río Paraná, y dio con la embarcación “Izma”, donde estaban Marcelo Javier Martínez, de 39 años y timonel; Matías Martínez, de 28; Lucas Miranda, de 30; y Romina Pereyra, de 28.
Matías y Romina presentaba excoriaciones y traumatismos, aunque no de gravedad. Ya en sede de la fuerza de seguridad federal, ambos fueron asistidos.

Con una investigación posterior se dio con la embarcación “Abflor”, que estaba en la guardería del Yacht con roturas sobre la línea de flotación.
Se determinó que esa lancha había salido a las 14, al mando de Cristian Orué. Este se presentó de manera espontánea ante las autoridades a las 21.30.
Trascendió que el bote Abflor tenía prohibición para navegar por una “deuda de la tasa fija anual” y que Orué no posee autorización de manejo.
El juez de Instrucción Dos en turno, César Yaya, dispuso el decomiso de las embarcaciones e inició una causa por “lesiones culposas”.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS