Luego de un septiembre muy cálido (con temperaturas máximas que alcanzaron hasta 4 y 5º por encima de lo normal) octubre habrá sido un mes de extremos, con una distribución poco homogénea de las lluvias tanto en cantidad como en localización, y fenómenos de granizo. El predominio de vientos del sur sobre el norte, que durante octubre resultó frenado por frentes de bloqueo en Brasil, y una persistente alta presión en la Patagonia, nos dio frecuentes refrescadas matinales y días de gran amplitud térmica.
Pero noviembre ya contará con lluvias en exceso en Brasil y la llegada de nuevas depresiones del Pacífico prometen un regreso “recargado” del viento Norte a Misiones ya en los primeros días de noviembre, en un enfrentamiento muy marcado con el viento Sur que puede provocar tormentas severas y lluvias torrenciales. Posteriormente, y también en noviembre, la crecida de los ríos Paraná y Paraguay en sus nacientes alcanzará nuestra región, con lo cual la falta de escurrimiento de las lluvias puede provocar algunos anegamientos por desborde de arroyos, en una situación que puede repetirse durante diciembre hasta que “El Niño” logre un mejor acople con una atmósfera local muy cambiante. Entre tanto, y por un par de semanas más, la posibilidad de fenómenos tormentosos severos con probable granizo seguirá vigente, y nos obligará a estar atentos a los pronósticos.
 
Soleado hoy y mañana, y fresco temprano
En estos días las precipitaciones se han concentrado en Mendoza, San Luis, La Pampa y Buenos Aires con probabilidad tormentas de variada intensidad. Como lo indicábamos el viernes pasado en esta columna, en Misiones y buena parte del norte argentino se prevé buena insolación tanto para hoy como para mañana, gracias a la formación de un centro de baja presión en el Atlántico en costas del Sur de Brasil, que impulsó el frente nuboso y con lluvias hacia el SE de Brasil formando una ventana sin nubes en el cielo de Misiones y buena parte del norte argentino. Por la misma razón, el viento estará soplando de SE hoy en Misiones para rotar al Este mañana, a medida que la baja presión se eleva en la atmósfera y se aleja de las costas brasileñas.
Paralelamente, y durante el día de mañana martes 30, una depresión de altura, de núcleo cálido y bastante fuerte, habrá de cruzar el centro del país proveniente del Pacífico. En el trayecto habrá de erosionar la dorsal de alta presión instalada a todo lo largo de la Patagonia, poniendo fin al amplio predominio de vientos del Sur en el Litoral (y en Misiones). A nivel del suelo, la depresión generará un frente bien consolidado y con una importante convergencia pre-frontal de lluvias. Dicho frente resultará rápidamente impulsado hacia Misiones, donde estará arribando el jueves, cerca del mediodía. El viento soplará del Norte con brisas el martes a la tarde y miércoles, mientras el frente se aproxima, y habrá lluvias pre-frontales, serán intensas con algunos chaparrones torrenciales a partir de la noche del martes en zonas Sur y Centro y durante la madrugada y mañana del miércoles en la zona Norte.
El jueves 1 de noviembre las lluvias irán debilitándose, haciéndose aisladas y para el jueves a la tarde en el Sur, a la noche en el Centro y durante la madrugada del viernes en el Norte, el frente arribará y estará recorriendo la provincia con tormentas eléctricas fuertes en zonas Sur y Centro, y moderadas en el Norte. Simultáneamente (jueves entre tarde y noche) habrá un cambio de vientos al Sur con una corta tregua de un día en las lluvias. El regreso del viento Norte será con severas tormentas el viernes entre la tarde y la noche, con ráfagas, y potentes descargas eléctricas, aunque por el momento los modelos no muestran rastros de granizo, tampoco habrá refrescada esta vez.
 
Síntesis de una semana complicada
En resumen, esperamos un evento prolongado de mal tiempo desde la medianoche del martes 30, hasta el domingo 4 inclusive, produciendo de lluvias y tormentas de desarrollo progresivo durante más de cinco días acumulando picos de hasta 200 mm de lluvias en la zona Sur, y entre 120 y 150 mm en las zonas Centro y Norte. Soplará viento Norte durante la primera parte del evento, pero el viernes el viento rotará al Sur y habrá una tregua intermedia en las lluvias en una jornada de cielos casi despejados, que elevará la temperatura máxima y establecerá condiciones propicias para tormentas fuertes durante la noche del viernes. Para el sábado sólo quedarán lluvias (más moderadas) y tormentas eléctricas sin fenómenos fuertes, y para el domingo sólo lluvias débiles y aisladas. No habrá refrescadas durante el evento y las temperaturas mínimas se mantendrán levemente por encima de los 20º, las máximas oscilarán entre 27 y 29º y alcanzarán 31º para el viernes antes de las tormentas.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS