Luego de la firma de un convenio entre la Cámara de Diputados de Misiones y la Fundación Santillana Argentina, la experiencia de la Escuela de Robótica se hará llegar a la región latinoamericana a través de la edición de un libro.
La firma del acuerdo estuvo a cargo del presidente de la Legislatura misionera, Carlos Rovira, y el director general de la editorial Santillana Argentina José Liñan, del Grupo Prisa.
El acuerdo se celebró en el salón de las dos Constituciones de la Cámara de Diputados de Misiones.
Participaron además la ministra de Educación de Misiones, Ivonne Aquino, la diputada nacional e impulsora de la Escuela de Robótica Flavia Morales, el director ejecutivo de la empresa BGH Sebastián Fischer, y otros funcionarios provinciales y representantes de las empresas involucradas.
Fischer expresó su asombro por “la fantástica Escuela de Robótica de Misiones”, concretamente por el “nivel de desarrollo, de cooperación y la motivación, tanto del equipo docente, como de facilitadores, así como también padres y alumnos”.
Luego de la firma del convenio, Rovira recibió un reconocimiento otorgado por la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Misiones, en el marco de las celebraciones del día del egresado.
Allí, además de agradecer, aprovechó la ocasión para recordar anécdotas de su tiempo como estudiante.
Además, Rovira recordó cómo fue el proceso de construcción de su tesis de grado, acerca del manejo de la basura en Posadas, y cómo logró cumplir el objetivo de poner ese plan en marcha cuando ejerció como intendente de la capital provincial.
El convenio
La Escuela de Robótica de Misiones y la Fundación Santillana decidieron unirse, a través de un convenio, con el objetivo de desarrollar acciones para trabajar en el marco de lo que será la implementación en la tierra colorada de la educación disruptiva.
Pero también, el convenio incluirá llevar a otras latitudes la experiencia de Misiones en torno al funcionamiento de la Escuela de Robótica.
En ese sentido, José Liñan explicó que desde Santillana tienen una cantidad de proyectos en marcha “ como la publicación de un libro que va a reunir algunas de las experiencias de la Escuela de Robótica para visibilizarla en otros lugares de la región, no solo de Argentina”.
Liñan también afirmó que buscarán “que lo que pasa aquí se expanda como un pequeño tsunami, porque lo que pasa con la Escuela de Robótica es un gran cambio para la educación, pero también para la sociedad”.
Por su parte, Rovira afirmó que, con este convenio, y con la publicación de material respecto de la experiencia de Misiones con este proyecto educativo “estamos cumpliendo con el requisito de dar difusión de las experiencias. Y por supuesto, la sinergia que a partir de ese conocimiento va a redundar en efecto retroalimentado con mayor energía y con mayores resultados”.
Los orígenes
La Escuela de Robótica comenzó a funcionar en marzo de 2017 con 1.200 chicos que tuvieron la posibilidad de acceder a un modelo de educación que rompe con los esquemas tradicionales de enseñanza, pero a su vez se nutre de los contenidos que se desarrollan en las aulas misioneras para implementar una metodología de aprendizaje basado en proyectos con el que se pretende desarrollar habilidades y competencias del siglo XXI.
La concepción de este sistema entiende que el alumno es constructor de su propio aprendizaje y protagonista de este proceso en el que el facilitador acompañará constantemente para la consecución de los objetivos planteados.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS