Actualmente en la provincia de Misiones hay 4100 chicos con discapacidad en el sistema educativo, distribuidos tanto en escuelas comunes como especiales, que actualmente son 61 en la provincia. Pese a que la gran mayoría se encuentra cursando la primaria, también hay casos en nivel inicial y secundario, según los datos que se desprenden de la Dirección de Educación Especial.
Luego de que El Territorio diera a conocer la historia de Dylan, el niño de 6 años con hidrocefalia y mielomeningocele que cursa en una institución común en Iguazú; Ramón Martínez, director de Educación Especial de Misiones, dialogó con el programa Acá te lo Contamos por RadioActiva100.7 y se refirió al tema: “Cada vez es mayor la cantidad de estudiantes con discapacidad que están haciendo su trayectoria en la escuela común”, dijo.
En este sentido, el funcionario explicó que se está trabajando en un cambio de paradigma en relación a la oferta educativa destinada a los niños, adolescentes, jóvenes y adultos con y sin discapacidad, propiciando el pasaje desde el paradigma médico al de la inclusión, ampliando los conocimientos para la detección de barreras que impiden el aprendizaje y la participación del estudiante y construyendo culturas inclusivas.
La provincia adhirió a la Resolución 311 del Consejo Federal de 2016, la cual trata sobre la promoción, acreditación, certificación y titulación del estudiante con discapacidad dentro del Sistema Educativo.
A partir de esta sistematización, se brinda al alumno el apoyo necesario para que culmine su trayectoria escolar y reciba su diploma tanto en nivel primario como secundario.
Asimismo, Martínez expresó que la idea es poner el foco en las capacidades del chico y no así en sus barreras. “Nosotros tenemos que empezar a promover esto no como escuela paralela, sino como una escuela sola, para todos y cada uno”.
En cuanto a los chicos que asisten a escuelas comunes con una maestra integradora, el responsable de Educación Especial manifestó que “hay que entender el rol del maestro integrador como una figura que aporta a la propuesta cultural para todo el aula, que sea una pareja pedagógica con la maestra, no está focalizado sobre la deficiencia de tal persona. Todos debemos ser inclusivos, y todos tenemos un modo y un tiempo para aprender, con o sin discapacidad”.
Además resaltó el rol de la familia como un componente esencial en todo este proceso.En el caso de que el chico tenga una discapacidad muy severa y necesite un abordaje más complejo, lo que se promueve es el trabajo en la escuela especial y a partir de ahí, ir involucrándose en propuestas inclusivas en la escuela común.

Un derecho
Finalmente, para aquellos padres que quieran inscribir a un hijo discapacitado en una escuela común, y les nieguen el ingreso, detalló: “En principio tienen que hacer una denuncia al Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), no puede quedar excluido de la escolaridad una persona con discapacidad, y luego hacer la denuncia correspondiente en el ámbito del Consejo General de Educación (CGE) para que garantice el apoyo necesario”.

Qué dice la resolución N° 311

La resolución 311 del año 2016 es obligatoria en todas las provincias y es superior a las normas locales que se opongan a ellas.
Las escuelas tienen prohibido negar la inscripción o reinscripción de un estudiante por motivos de discapacidad.
Las autoridades educativas no pueden obligar a un estudiante a asistir a una escuela especial. Deben garantizarse los apoyos que sean necesarios para que aprendan en igualdad de condiciones.
En el nivel inicial los estudiantes deben pasar de sala con su grupo de compañeros.
Los estudiantes con discapacidad ingresan a la escuela primaria a los 6 años como todos los demás. Además, tienen derecho a recibir el mismo boletín.
Si el estudiante cursa la primaria o la secundaria con Proyecto Pedagógico Individual (PPI) para la inclusión, debe ser evaluado y calificado únicamente con ese PPI.
Si los aprendizajes del alumno son acordes a lo propuesto en el PPI, pasa de grado, año, ciclo y nivel.
Los estudiantes que cursan la primaria o secundaria con PPI, tienen derecho a certificar esos niveles.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS