Las Pymes no podemos pagar más nada. Asumir el bono es otro costo más, en un momento económico crítico y sin tener en cuenta la mencionada situación extrema que sufre el sector y que desde la Nación no logran revertir la situación. Esto solo llevará a algunas empresas a su desaparición o a la pérdida de puestos de trabajo”, adelantaron como panorama crítico para fin de año desde la Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná.

El ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, dijo ayer que el acuerdo con la CGT por

el bono de $ 5.000 excluye a los empleados estatales y anticipó que evalúan la “obligatoriedad” del pago a diferencia de lo revelado en las últimas horas que planteaba un extra “voluntario” y agregó la posibilidad de abrir una línea de financiamiento con bancos para ayudar a las empresas que no pueden pagarlo.

Desde la Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná – nucleados en la FAIMA- manifestaron su posición respecto al bono de fin de año de $5000 que el Gobierno Nacional dispuso como  refuerzo salarial para compensar la pérdida del poder adquisitivo de los sueldos de los empleados en relación de dependencia.

 

Sin desconocer las empresas socias de la cámara la difícil situación de las familias de los trabajadores debido a “los desfasajes del poder adquisitivo de los asalariados en relación a la inflación, se debe también considerar un aspecto que el Decreto no contempla, ya que obliga a todas las empresas del país a pagar un bono compensatorio, perdiendo de vista que el mencionado “desfasaje” también lo están atravesando las Pymes”, expresaron los madereros a través de un documento al que accedió ArgentinaForestal.com

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS