Jonathan Ramírez, de 18 años y estudiante del cuarto año del Bop 1 de la ciudad de Posadas, murió durante el último fin de semana luego de ser apuñalado en la zona abdominal, trasladado al Hospital Madariaga y ser intervenido quirúrgicamente.
El episodio que terminó con la vida del joven Ramírez, ocurrió sobre la calle colectora de la avenida Tulo Llamosas, a metros de la rotonda de acceso a la avenida Uruguay, minutos después de descender del colectivo al que había subido cerca del centro de Posadas.
La Policía inició las investigaciones del caso de homicidio, pero lo cierto es que hasta este martes 13 de noviembre no se conocen detenidos ni sospechosos en relación al ataque que sufrió Jonathan, del cual tampoco se sabe si fue de una o varias personas.
La noticia empezó a conocerse el sábado durante las primeras horas de la mañana y mientras los familiares debían cumplir con los trámites de rigor y esperar el duro momento de la entrega del cuerpo tras la realización de la autopsia, la consternación se adueñó de la comunidad educativa del Bop 1, institución ubicada en la esquina de las avenidas Rademacher y Maipú.
“Nos fuimos enterando en el transcurso del sábado por los compañeros y las redes sociales que comenzaron a viralizar la información, estamos consternados, realmente, Jonathan era una persona muy educada, una excelente persona”, aseguró Rosana Solís, la vicedirectora del Bop 1.
“Hablando con el papá, lo que me comentó, es que Jonathan falleció el domingo luego de la intervención quirúrgica, lamentablemente no lo pudieron salvar… El salió a la noche como cualquier otro joven, había ido a un pool por la avenida Uruguay y cuando volvía para su casa, sólo, se bajó por la colectora y ahí lo interceptaron…”, detalló la vicedirectora de acuerdo a lo que el papá del ex alumno le había manifestado.

“No se sabe qué pasó”
Rosana Solís aseguró a Radioactiva que “en realidad no se sabe qué pasó en ese transcurso de tiempo, la familia espera que con las cámaras que hay en la zona se pueda visibilizar qué ocurrió en ese momento. Le pregunté al padre si le faltaban pertenencias y me dijo que no, que estaban todas, no le robaron nada. Por ahora son todos trascendidos, seguramente la Policía a través de la investigación dirá después realmente qué pasó”, indicó la vicedirectora del Bop 1.
“Esperamos que den con los autores de este crimen, fue terrible”, puntualizó Solís, que indicó que a la misma institución asiste una hermana menor de Jonathan, por lo que el dolor en la institución, es enorme y la familia está destrozada.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS