Un niño de tres años murió ahogado luego de caer a un pozo de agua. El trágico hecho ocurrió en una vivienda del barrio Cien Hectáreas de la ciudad de Oberá.

La madre del pequeño, identificado como Isaías R., logró sacarlo del pozo pero no pudo reanimarlo, consignaron fuentes policiales.
Inmediatamente alertó a las autoridades, quienes intentaron reanimar al niño con técnicas de RCP, y fue trasladado al Samic de Oberá, donde a pesar de los esfuerzos de resucitación, se confirmó el deceso de Isaías minutos después de las 16.30.
El médico policial de turno solicitó autopsia para determinar las causas del fallecimiento. En tanto, peritos de la división Criminalística efectuaron el relevamiento del lugar del hecho, investigado hasta el momento como “muerte dudosa”.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS