La reflexión del gobernador Hugo Passalacqua fue durante el acto central realizado en homenaje al natalicio de Andrés Guacurarí y en el Día de la Bandera de Misiones que tuvo lugar en la localidad de San José en la tarde de este viernes 30 de noviembre. Previamente, dejó inaugurada la nueva terminal, un moderno edificio levantado en el barrio 9 de Julio.
Durante la ceremonia central realizada frente a la Municipalidad, Passalacqua realizó un repaso de la biografía del héroe misionero y trazó un paralelismo con los valores que desde el Gobierno provincial se defienden y se siguen como premisas de identidad de los que habitan este suelo.
“Estamos festejando el cumpleaños de Andresito. ¿Y por qué tanta dimensión con Andresito? –se preguntó el mandatario-. Porque era un hombre de lucha, un bravo, un guerrero; tenía noción de Patria y trabajó por su Patria chica que era Misiones y por el resto de la Patria después”, destacó.
Bajo un intenso calor, el Gobierno provincial en pleno se trasladó hasta la localidad donde según consta en la historia, el guerrero guaraní sentó sus bases para la defensa gloriosa de las fronteras sobre el río Paraná y sobre el río Uruguay.
Ante numeroso público y con la participación especial de la agrupación tradicionalista “San José”, en primer lugar el intendente Jorge Tenaschuk cumplió los honores de rigor junto al Gobernador, con la recepción y agradecimiento primero, una ofrenda floral al pie de la imagen de Andresito y finalmente las palabras alusivas a la fecha.
En la continuidad del acto, Passalacqua comenzó distinguiendo de manera especial a los integrantes del cuerpo de Blandengues, ataviados con los trajes típicos de las tropas de antaño, cuando el indiecito guaraní tomó las armas para comenzar a construir la historia de esta parte del país. “Justo en el momento en que San Martín cruzaba Los Andes y Güemes hacía lo mismo, allá”, recordó el mandatario en alusión al gaucho Martín Miguel de Güemes, que defendía la frontera del norte del país, en Salta, ante el avance de los realistas y la hazaña sanmartiniana de cruzar la cordillera para salvar a Chile y a Perú.
El relato de la hazaña continuó trayendo a la memoria que la lucha del hijo del caudillo José Gervacio Artigas tuvo dos frentes: “Si no fuera por él, mucha gente hubiera terminado en la esclavitud…era cosa de la época que vengan los Bandeirantes a buscar gente para los obrajes en Brasil y es cierto también que los hermanos paraguayos en 1810 no adhieren a la Revolución de Mayo…y estaba ahí Andresito custodiando la frontera del Paraná y el Uruguay, con las herramientas de la época”, dijo un emocionado Passalacqua ante la escucha atenta de los presentes.
Párrafo aparte mereció el reconocimiento del rol de la mujer y en la figura de Melchora, la esposa de Andresito, pidió un aplauso especial para todas las mujeres patriotas que lucharon valientemente al lado de ambos.
Sobre la relación padre-hijo, dijo que “tanto Andresito como Artigas eran Blandengues. En un intercambio de cartas, Artigas le decía: ‘mandá desde el amor, mandá cerquita de la gente’…por eso mi corazón y el corazón de ustedes no pueden estar sino en la cercanía del corazón de Andrés Guacurarí; él nos enseñó lo que es estar cerca de la gente, él nos enseñó lo que es gobernar desde el amor, no desde el temor, el terror o el castigo”.
Finalmente, volvió al intercambio epistolar entre Artigas y Andresito: “Dijo una cosa que para mí sella definitivamente el proyecto histórico de Andrés Guacurarí. Le dice Artigas en una carta a Andresito ‘no te rindas ante nadie’….y ¿saben qué?…tal vez la mayoría de la gente no tenga esta frase en la cabeza, pero la tienen en el corazón, porque el misionero no se rinde ante nadie y ante nada, no importa si vienen tormentas, huracanes o viento de frente…siempre vamos a ir hacia adelante”.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS