En las instalaciones de la Dirección Verificación Automotor llegaron dos conductores con intenciones de verificar sus vehículos para la obtención del formulario 12, pero los peritos detectaron irregularidades y fueron incautados.

De acuerdo a consignado por fuentes policiales, uno de los casos es de un Fiat Fiorino en cuyo chasis se detectó irregularidades en la codificación, además ambas dominios colocados eran apócrifos.
Por otra parte se registró el ingreso de un Chevrolet Onix que presentó signos de adulteración en números de chasis y motor. En ambos casos, los conductores adujeron haberlos comprado en las provincias de Corrientes y Chaco respectivamente, hasta donde llegaron para la transacción tras haber visto las ofertas en redes sociales.
Aunque manifiestan haber resultado damnificados, por la importante pérdida del dinero y la situación legal de cada vehículo, a cada uno de ellos preliminarmente se les notifica la causa de adulteración que se tramita ante el juzgado de turno.
Desde la Dirección Verificación Automotor recomiendan una vez a quienes estén interesados en comprar vehículos usados a particulares, que primero verifiquen la legitimidad del rodado antes de realizar la transacción.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS