La localidad de Montecarlo se ve consternada por estas horas luego de que se descubriera la precaria situación de cuatro hermanos, quienes presentan un estado propio de extremo abandono y vulnerabilidad.
Entre el grupo de menores hay tres niñas, de 15, 13 y 9 años, quienes habrían sido abusadas por extraños en su propia casa. Ahora la Justicia avanza en una investigación para establecer si fueron sus padres quienes actuaron como proxenetas.
La situación salió a la luz a partir de varias denuncias anónimas del barrio San Luis y mientras se desarrolla la pesquisa judicial, los hermanos están siendo contenidos por diversos profesionales policiales y municipales.
“Luego de la visita que realizamos al hogar, hicimos la denuncia correspondiente por presunto abuso sexual de las niñas y abordamos la situación de asistencia del niño de 3 años, que tenía un problema de salud severo y fue asistido en el Samic de Eldorado”, explicó el trabajador social Milton Fernández en diálogo con este medio.
La familia vive en una casa precaria del citado barrio y se destaca la falta de higiene y cuidado principalmente en los niños, quienes se encontraban minados de piojos y piques. Sus padres son jornaleros y hasta el momento permanecen en libertad.
El vecindario no está en la zona urbana, si no en un lugar alejado del casco céntrico. Se supo que la familia recibe asiduamente asistencia de la Municipalidad y que en el pasado ya sufrió un incendio en la vivienda. También que cuando se descubrió la situación de los niños, los mayores atendieron a los trabajadores sociales como si nada pasara.
“Los datos que manejamos es que los abusadores de las menores eran personas externas a la familia, que ingresaban al domicilio con consentimiento de los padres. No sabemos si conocían o no la situación. Las denuncias anónimas sobre esta situación son de varios vecinos”, detalló el profesional consultado.

Pero eso no es todo. También se recepcionó un informe de la escuela, en el que consta que los chicos abandonaron los estudios y que solamente la niña de 9 años estaba yendo a clases. En este sentido, la joven de 15 años presenta una discapacidad visual, también producto de la falta de cuidados personales.

Ante la situación también intervino la Dirección de la Niñez municipal y se interpuso una medida de protección integral al niño, por lo que se cedió la guarda a familiares hasta tanto siga la investigación y se determine la situación de cada uno de los chicos.
Sobre las acusaciones a los padres, la denuncia fue realizada por los trabajadores sociales locales y el expediente se tramita en la Comisaría de la Mujer. Interviene el Juzgado de Instrucción en turno de la localidad de Eldorado.

“Cuando se comenzó a investigar los padres se pusieron a disposición. También son víctimas del sistema estando en total estado de vulnerabilidad, antes ya los asistíamos, ahora el niño de 3 fue sometido a quirófano y está en tratamiento de curación por las infecciones producto de los piques, falta de higiene, estado de abandono”, lamentó el entrevistado.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS