Luego de las fuertes lluvias que se registraron ayer en la provincia, Favio Cabello, director general de la Oficina de Prevención de Riesgos ante Fenómenos Naturales de Posadas (Opad), confirmó que el período de inestabilidad durará hasta el próximo fin de semana.
Sobre la tormenta de ayer, precisó que “en la capital misionera las ráfagas más fuertes se registraron a las 7.25 de la mañana con vientos de 67 kilómetros por hora”.
“Es posible que en otros puntos de Posadas el viento haya sido mayor, como también en otras localidades”, señaló.
De acuerdo a lo sucedido en la ciudad de Oberá, en donde el viento destruyó prácticamente por completo el tinglado de la Epet 3, dijo: “las ráfagas pudieron haber registrado una velocidad entre los 80 y los 100 kilómetros por hora”.
Pronosticó que “estas condiciones van a continuar durante toda la semana y puede volver a registrarse un temporal de estas características, el riesgo es para toda la región”.
En este sentido, para hoy se espera una jornada igual que ayer: bastante nublada, con algunas lluvias y tormentas y las temperaturas no van a subir demasiado. Mañana sí volvería a salir el sol con un clima más caluroso y una máxima de 34° en la ciudad de Posadas.
En tanto, el jueves, viernes y sábado el cielo volverá a nublarse y se esperan chaparrones y probabilidad de tormentas. “Estamos enero, febrero y marzo con el fenómeno de El Niño, más las lluvias y tormentas propias del verano. Existe un alto riesgo de que cada pronóstico de mal tiempo que tengamos esté marcado por tener fenómenos de características fuertes y precipitaciones por encima de lo normal”, finalizó Cabello.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS