Por el contrario, se conoció un nuevo informe que determina que “en este año, las tarifas de servicios públicos llegarán a acumular hasta un 3.624 por ciento de aumento en relación a 2015”.
La investigación fue realizada por el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav)y detalla los números de la gestión de Mauricio Macri, que auguran un complejo panorama en lo que refiere a las tarifas.
“El proceso de recomposición del precio de los servicios públicos, puesto en marcha desde 2016, fue el más abrupto de la historia argentina, por su magnitud y velocidad de ejecución”, comienza el documento .
Al tiempo que especifica que “el nuevo esquema redundó en una notable transferencia de recursos. El ahorro que posibilitó la supresión de los subsidios en las tarifas fue más que compensado por la merma de otros ingresos, donde se destaca la caída de recaudación producto de menores niveles de actividad económica”.
Sobre esto también habló el analista e inversor financiero Christian Buteler. En diálogo con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva indicó “podemos coincidir en que los servicios en 2015 estaban por debajo de su valor lógico, pero no es culpa del consumidor, que pagaba la tarifa que le llegaba”.

“Este gobierno se pasó un poco de rosca con los aumentos, porque tendrían que haber guardado relación con el incremento de los salarios”, manifestó.
Y añadió: “Creo que fue un error ir tan fuerte en ese sentido, me refiero a la magnitud de la suba”.

La luz, por las nubes
 

Del informe se desprende que Argentina verificó, desde inicios de 2016 hasta los anuncios realizados para este año, incrementos acumulados promedio del 3.624% en energía eléctrica, de 2.401% en gas natural, y de 1.025% en agua potable de red.

Asimismo, en materia de transporte, por su parte, se tienen aumentos del 1.118% en peajes, 601% en el boleto del tren, 494% en colectivos de corta distancia y un 322% en subtes, para el acumulado trianual.

“A la espera de nuevos aumentos, tarifas de determinación o regulación estatal como el ABL (+181%) o las prepagas (+155%) también se posicionan por sobre la inflación media acumulada, desde 2016 hasta fines de 2018”, remarca el documento.

En cuanto a Buteler, aseveró “tuvimos un 2018 muy malo realmente, estamos en recesión y las mejoras en algunas variables no te cambian el panorama”.

Al tiempo que exclamó que “ese arrastre, hasta poder volver a dar vuelta esa situación, va a llevar tiempo, se necesita hacer las cosas bien”.
“En la realidad actual, cualquier error que pueda cometer este gobierno se va a sentir mucho más porque estamos en una economía muy golpeada”, adujo.

Mientras, el informe argumenta que “en relación al año en curso, se anticipó el anuncio de la recomposición tarifaria correspondiente al primer semestre”.

Entre esos incrementos, se encuentra nuevamente la energía, agua y transporte, que afectan de sobre manera también a las provincias.
“Para esta primera parte de 2019, se trata de un aumento promedio del 55% en electricidad (26% en febrero, 14% en marzo, 4% en mayo y 4% en agosto), un 35% en gas a partir de abril y un 17% en agua a partir de enero más un 27% en marzo, lo que resulta en un acumulado cercano al 50% adicional sobre las facturas de 2018. A su vez, el transporte público subirá un 40% en el primer trimestre”, ratifica la investigación universitaria.

El salario, por el piso
 

De los cálculos se deriva que la canasta construida aumentó considerablemente su peso en los ingresos de la población.

“Estudiando la evolución del peso de los principales servicios públicos (energía, gas, agua y transporte) sobre el salario mínimo, se encuentra un incremento acumulado de casi 20 puntos porcentuales de mayor incidencia, en los últimos tres años”, resalta el observatorio.

En esa línea, aclara que desde 2015 se pasó de una incidencia muy baja del costo tarifario en los gastos de vivienda, cercana al 6,1%, a una sustantivamente mayor, de 26%. “Así, Argentina pasó a la segunda posición en el ranking de ocho países de la región”, manifiesta.

Seguidamente, alerta que “el crecimiento desde 2016 hasta la fecha nos posiciona sólo por detrás de Venezuela (41,5%) en términos del peso de los servicios sobre el salario mínimo, vital y móvil”.

“Con todo, nuestro país fue el que mayor aumento verificó en términos de carga de los servicios públicos sobre el salario mínimo, en los últimos tres años”, aducen los investigadores. Y concluyen en que “en todos los casos se trata de cálculos conservadores, dado que tienen en cuenta que sólo se analizaron las subas anunciadas hasta el momento quedando por fuera del presente abordaje posibles aumentos adicionales (pero aún no anunciados)”, por lo que los números podrían llegar a incrementarse incluso un poco más al finalizar el 2019.

También subió el consumo
 
Desde Electricidad de Misiones Sociedad Anónima se informó que el total de energía operada por el Sistema Interconectado Provincial (SIP), durante el 2018, alcanzó los 2.708.813,8 megavatios.

Es una cifra muy superior a la operada durante 2017, que fue de 2.635.963 megavatios.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS