La cámara, aparentemente de un comercio, captó el momento en que un hombre intentaba trasponer la ruta Nacional 12 en la localidad de Garuhapé y se ve como es embestido por un camión de gran porte. De milagro sufrió lesiones leves y en el hospital se supo que estaba fuertemente alcoholizado luego que le diera 3,6 gramos de alcohol en sangre.

El hombre estuvo al filo de la muerte cuando un camión de gran porte circulaba por la zona. El mismo era conducido por José Acosta de 57 años a quien luego del hecho le practicaron también la alcoholemia y le dio negativo. El rodado llegó a impactar sobre la humanidad de Piñeiro y los testigos de la zona pensaron lo peor al ver cómo salía despedido lo que luego se supo llevaba la víctima, una bolsa de alimentos.

Luego, se supo que la víctima había sufrido lesiones mínimas pero que en el examen de alcoholemia le dio positivo con 3,6 gramos de alcohol en sangre. Desde la Policía pretenden que se tome conciencia del peligro en las rutas pero sobre todo de lo que puede significar el alcohol a la hora de movilizarse, ya sea como peatón o conduciendo. En este caso no terminó en tragedia por muy poco.

El increíble hecho sucedió ayer a la vera de la Ruta Nacional 12 casi intersección con la ruta Provincial 220, en Garuhapé.  Ramón Celestino Piñeiro de 48 años fue embestido por un camión cuando intentaba cruzar la arteria pero en un estado no apto para circular. Según datos de la policía, estaba fuertemente alcoholizado y literalmente se salvó de milagro.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS