La justicia analiza pruebas contra  tres detenidos  acusados del robo de una camioneta  perteneciente a la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (Celo) el pasado 26 de enero.
Las autoridades de la entidad anticiparon que reforzarán las medidas de seguridad internas para tratar de evitar nuevos hechos.
Además de la causa penal en marcha, el tesorero Néstor Mattos indicó que iniciaron un sumario interno para deslindar las responsabilidades del personal de la planta de agua potable, donde desapareció la Toyota Hilux.
El hecho se produjo en horas del mediodía de aquel día, dos semanas atrás, pero fue denunciado en la Unidad Regional II recién alrededor de las las 17 horas.
Por la causa están detenidos un empleado de la Celo, un chapista y el hijo de un reconocido pastor local. En tanto fuentes del caso, no descartan un cuarto sujeto implicado, empleado de Celo. “Por lo que sabemos de la información que nos brindó la Policía es, no se descarta que haya más empleados implicados en el hecho”, aseguró Mattos.
“Vamos a colocar cámaras en  todos los sectores”. Además, “a todos los vehículos se les agregará monitoreo satelital”, añadió.
Se trata de una camioneta Toyota Hilux color blanco, dominio AB 036 RR, al servicio del sector de Agua Potable de la entidad cooperativa.

Ya en Brasil
Según trascendió, existirían elementos para creer que la misma ya fue cruzada al Brasil.
La denuncia establece que al momento de su desaparición, el rodado estaba estacionado en el lugar habitual y con las llaves puestas. Detalle que no habría sido desconocido para los malvivientes. Por lo que desde ul principio sostienen desde la empresa, la teoría de un  “entregador” interno.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS