Aseguran que de ser fijado en esta suma, beneficiará tanto a los molinos – quienes se favorecen con la exportación – como al productor que podrá mantener actualizado el valor de la hoja verde con las fluctuaciones de la divisa norteamericana en relación al peso.

Angel Ozeñuk es un productor que se reunió junto a sus pares en el INYM en representación de San Vicente y contó “la idea nuestra es que se maneje no menos sobre la inflación de los últimos tiempos, creemos que el precio va cayendo cada día más. Además antes de cerrar el precio hay que saber qué va a pasar con la corresponsabilidad, si va a aumentar o no y de cuánto va a ser ese incremento, como así también sucede con la tarefa y a base de eso va a salir el precio”

Además Ozeñuk agregó “nosotros vamos a pedir 50 centavos dólar de ese precio no queremos movernos, porque si sube el dólar también beneficia a los que exportan. Esto sin duda se va a derramar dentro del mercado interno misionero y creo que va a ser muy importante que el productor pueda trabajar bien y en su chacra”.

Por otra parte, Alfredo Holl de Campo Ramón comentó “nos reunimos en base a los rumores de que el aumento será del 10 %, ya que sabemos que no está a la par de la inflación que nos afecta a todos”.

En un momento del 2012/2011 la hoja verde valía 50 centavos de dólar y fue un momento en que muchos productores pudieron comprar tractores, insumos y mejorar su calidad de vida”, recordó Holl.

No obstante, los dirigentes de la zona norte de Misiones fueron al INYM con una exigencia un poco menor a la de sus colegas del centro y sur provincial. Piden que el aumento sea fijado en 13 pesos. Julio Petterson, referente del norte misionero afirmó “nosotros llevamos la propuesta de precio firme de, mínimo, 13 pesos”. La grilla de costos, en tanto, arroja un valor de 15,36 pesos. El precio actual de la hoja verde se paga a 8,40 pesos el kilogramo y los productores están disgustados porque resuena entre los pasillos del INYM que, de no haber acuerdo, Nación solo aprobaría un aumento del 10%.

En la misma línea, afirmó además que el Gobierno nacional “hasta ahora ni siquiera pagó la interzafra del trabajador, cuando nosotros los productores ya la pagamos con ayuda gremial. Ahora tuvo que salir la provincia a respaldar a los trabajadores misioneros”. Remarcó también que los grandes empresarios pretenden imponer sus precios y que, además, la Nación no tiene en cuenta los índices inflacionarios actuales ni tampoco los niveles que habrá durante los próximos meses.

Los que están estudiando el precio, arrojaban un 10 por ciento de aumento. Entonces para nosotros es una tomada de pelo. Es una economía que mueve a nuestra provincia”, manifestó Peterson en comunicación con FM Libertad. El número que se fija con ese incremento frente a los $8,40 que se paga por kilo es de $9,24. “Acá hay que hablar de un piso mínimo de 13 pesos para pagarle un buen precio al tarefero y a los colonos”, agregó.

Con el precio que tienen estipulado presentar los productores se prevé solamente poder vender, cubrir los costos de cosecha, los impuestos y las necesidades básicas de los trabajadores yerbateros. El margen de ganancia, en tanto, sería mínimo. “Hoy un kilo de hoja verde debe estar en $15,38 o $15,36”, aseguró el dirigente. De no acordarse un precio razonable, Peterson anticipó que se presentarán nuevamente en Buenos Aires y ante quien sea necesario, pero que “a nuestra gente no le vamos a cortar las rutas. Queremos aliados, no enojados con nosotros”.

Con ese valor el productor puede vender, renovar maquinaria y tener respaldo de capital de amortización”, aseveró. Básicamente, el número debería de ascender al doble de lo que cuesta actualmente. La Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones, la Federación Agraria Argentina, el propio Ministro del Agro y así también el presidente de la Cámara de Representantes de Misiones han pedido en su momento que el valor sea de 50 centavos de dólar. “Ese precio no es descabellado, es lo que arrojan los números”, dijo Peterson.

Primero era la excusa del dólar alto, después bajó pero la mercadería siguió subiendo. Es un Gobierno de la mentira, ese es el problema. Se benefician dos o tres a costas de matar a miles de trabajadores, productores y empresas pequeñas”, finalizó el dirigente.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS