Karina, de unos 37 años de edad y sus siete hijos varones de entre los 3 y 15 años, fueron rescatados por varias áreas del Gobierno provincial, luego de pasar al menos tres días a la intemperie en la plaza 9 de Julio de Posadas, situación en la que quedó luego de dejar la ciudad de Puerto Rico y llegar a la capital provincial por una promesa de trabajo, que finalmente no se concretó.
Karina, hasta este mal comienzo en la ciudad capital, había hecho de todo, fue ayudante de albañilería y vendía pan para poder salir adelante con sus siete varones.
La situación de calle de la mamá y sus siete hijos no pasó desapercibida por varias personas que empezaron a contar el caso en las redes sociales. Así fue que el Ministerio de Derechos Humanos se contactó con el Hogar de Día, institución a la que también había llegado la historia de Karina.
La intervención de un equipo multidisciplinario permitió abordar a la mujer que, efectivamente, se encontraba a la buena de Dios en la plaza céntrica de Posadas.
“Lo primero que se hizo fue conocer la historia de la mamá y sus siete chicos y fuimos informados que los hijos estaban en el Hogar Jesús Niño de la Fundación Padre Kolping de Puerto Rico y allí se los revinculó con la madre recientemente”, explicó el director del Hogar de Día, Samuel López.
Desde el Hogar de Día también se informó que el único ingreso de la mamá es una pensión para Madres con Siete Hijos.
Casi todo al mismo tiempo, intervino también el Ministerio de Desarrollo Social, la Municipalidad de Posadas y la subsecretaría de la Mujer y Familia.
Mientras se cumplían con los pasos correspondientes, a la familia de Karina se los alojó en un albergue y desde el lunes temprano se los asistió en el Hogar de Día, en donde se los atendió a los chicos con comida y a uno de ellos con signos de quemaduras por la exposición al sol mientras estaban en la plaza 9 de Julio, otro con problemas estomacales y un tercero con deshidratación.
Pero según detallaron tanto Samuel López como Benilda Dammer, la subsecretaria de la Mujer y Familia, se hizo contacto con el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha), para poder iniciar el camino a una casa propia y en esa misma línea, la Municipalidad también estaría en condiciones de ceder un terreno.
Los hijos de Karina son Cristian, Joel, Rodrigo, Gustavo, Alejandro, Marcelo y Fernando, el más grande de 15 años de edad. Se pudo saber que la mamá empezará la adaptación de los dos más chicos en el jardín maternal del Hogar de Día.
Pero, precisamente, por el niño más chico, el de tres años, Cristian, llegó inclusive una noticia que nadie esperaba. Este martes se confirmó que el área de Padrinazgo de Presidencia de la Nación hizo contacto con Karina, tras haber hecho un llamado a la ciudad de Puerto Rico. Lo cierto es que becarán a Cristian, y tendrá la oportunidad de estudiar con todos los gastos cubiertos hasta la universidad.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS