La policía secuestró de la planta de verificación técnica vehicular de Puerto Rico, un automóvil Volkswagen Saveiro, que estaba adulterado.
El personal se encontraba realizando la verificación física del rodado, cuando constataron anomalías en el número de chasis los cuales no correspondían con modelo y marca.
Tras consulta con el Magistrado de turno dispuso el secuestro del auto con sus respectivas documentaciones.
El automóvil quedó depositado en la comisaría 1ª UR IV prosiguiéndose con los trámites de rigor.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS