En 2018 se superó la marca histórica de donantes y trasplantes de órganos en Misiones, se procuraron 68 órganos y 114 tejidos y se trasplantaron 45 órganos y 56 corneas, siendo el Hospital Escuela de Agudos Ramón Madariaga, nosocomio que aportó 19 donantes reales.
Los datos surgen del Centro Único Coordinador de Ablación e Implantes de Misiones (CUCAIMIS).
Actualmente en Misiones hay 671 pacientes en Diálisis, de los cuales 128 están inscriptos en lista de espera para acceder a un trasplante, entre las más destacadas 100 son renales y 15 hepáticos y hay 246 personas en proceso de inscripción.
En el primer mes de 2019 se generaron 16 donantes distribuidos de la siguiente manera: el Hospital Escuela de Agudos Dr. Ramón Madariaga genero 10 donantes de corneas y uno de órgano, Hospital SAMIC Eldorado 2 donantes de tejidos, la Clínica Vecchia de Puerto Rico 1 donante de órgano, el CEMEBA S.A. 1 donante de órgano y el IOT SANATORIO INTEGRAL 1 donante de órganos.
En tanto se realizaron 4 trasplantes de los que 3 son renales y 1 de córnea.
Durante enero se concretaron en Argentina 70 procesos de donación que permitieron que 141 personas que se encontraban en Lista de Espera del INCUCAI accedieran a un trasplante para mejorar su calidad de vida. En total se realizaron 98 trasplantes renales, 31 hepáticos, 4 cardíacos, 4 renopancreáticos, 2 pulmonares, 1 hepatorrenales y 1 cardiorrenal.
Se realizaron también 87 procesos de donación de córneas.
El director del CUCAIMIS, doctor Richard Malán manifestó que “con la Ley Justina el donante presunto toma mucha más fuerza que con la legislación anterior que nunca fue implementado adecuadamente, pero la nueva ley Justina toma mucha más fuerza y saca la responsabilidad a la familia de tener que decir en ese momento tan difícil del fallecimiento de un ser querido, con la nueva ley todos somos donantes a menos que haya expresado lo contrario”.

La sociedad tiene una visión positiva sobre la donación de órganos
“El 80% de la población tiene una visión positiva de la donación de órganos, pero no se lograba que ese 80 % sea donante. Muchas veces fue por fallas nuestras del sistema sanitario, más que de un problema de la gente, de comunicación ante la muerte de un familiar y el dolor de esa familia. Ahora la nueva ley nos da una herramienta, donde queremos que la donación de órganos sea un acto sanador para los familiares, que lo ayude a superar y pasar el duelo y que tenga un efecto positivo sobre el dolor y para ello la legislación tiene como incentivo sacarle la responsabilidad de decidir a los familiares”, explicó Malán

La adhesión de nuestra provincia
La adhesión de nuestra provincia a la Ley Justina nos permite avanzar mucho más de lo que estábamos avanzando, pero eso también se da gracias a que la provincia vienen realizando un gran trabajo previo de hace muchos años. La Ley es un aporte al gran trabajo pero la Ley no es todo, sino que tiene que ver con un sistema de trabajo en las instituciones que habla de que alguien fallece y puede ser avaluado para un proceso de donación.
En nuestro país el promedio de donación de órganos ha crecido mucho y con la ley Justina “se trajo un muy buen aporte que es la figura del coordinador hospitalario y el servicio de procuración; en la provincia nuestro equipo fue adquiriendo experiencia a través del estudio y la capacitación constante en el proceso de procuración de los órganos y en realizar el procedimiento en pocas horas, para no perder un órgano y en esa misión creció muchísimo el equipo superando la media nacional”, destacó Malán .
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS