La Comisaría de la Mujer de Oberá tomó conocimiento anoche, a partir del llamado telefónico de una vecina de la calle Suecia, que dos hermanitos domiciliados en el barrio Escondido, se encontraban en situación de calle, tras ser presuntamente abandonados por su madre.

Inmediatamente la Policía fue al lugar y rescató a una niña de 14 años y un niño de 12, quienes se encontraban bajo la lluvia y con hambre. Según manifestaron, hacía tres días que estaban sin comer, deambulando en la vía pública.

La madre de los menores fue encontrada en su domicilio, junto a otro hijo de 9 años. La mujer aparentaba haber ingerido bebidas alcohólicas. Los menores fueron asistidos y luego alojados en el Hogar Mitaí de esta ciudad, tras ser examinados por el médico policial. Asimismo se dio intervención a la justicia.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS