El caso del bebé abandonado en el Hospital Materno Neonatal tomó estado judicial, dado que el expediente fue elevado al Juzgado de Familia Tres, de Posadas, desde donde realizarán las actuaciones correspondientes para garantizar los derechos del menor. La situación fue de público conocimiento el jueves 28 de febrero y desde entonces no se pudo avanzar con la revinculación familiar como primera medida, ya que no se logró ubicar a la mamá ni ningún familiar reclamó por la criatura.
La joven madre que dio a luz en el nosocomio, ubicado en el Parque de la Salud en Posadas, dejó una nota en la cama con los datos del supuesto el padre y se fugó dejando a su bebé.
“En la situación legal, nosotros como institución pública hicimos todas las denuncias correspondientes a todos los organismos y también recibimos la contestación del oficio a cargo de una jueza que es la que va a decidir los pasos legales de cómo sigue”, explicó, en diálogo , el director del Materno Neonatal, Hugo Ocampo.
El niño nació prematuro y en este momento tiene 33 semanas de vida, lo cual presupone riesgos para su salud, teniendo en cuenta que un embarazo a término es de 39 o 40 semanas. “Desde el punto de vista médico es un neonato que necesita, por su inmadurez, seguir unas semanas más en Neonatología, pero gracias a Dios está evolucionando bien. Se está alimentando, está en la semana 33 o 34 más o menos, tiene 1,700 gramos de peso y si todo anda bien y no tiene ninguna complicación, es una cuestión de tiempo hasta que llegue mínimamente a los criterios que se necesiten para poder dar el alta. Por ejemplo, tiene que llegar a una madurez de 36 o 37 semanas y que por lo menos pese los dos kilos” señaló el médico.
“Médicamente está bien, pero no se ha presentado ningún familiar reclamando ningún derecho de filiación o de querer hacerse cargo, tampoco el contacto que la mamá había dejado se ha podido establecer, o sea que hoy está a cargo de la Justicia y desconozco si se tiene que esperar un determinado tiempo para empezar a actuar en alguna otra alternativa para cuando se produzca el alta” sostuvo Ocampo.

“Todo está a cargo de la Justicia y dependiendo de los Derechos del Niño, Niña y Adolescente, buscarán cuáles son los caminos y tratando de resolver de la mejor manera para el futuro de este bebé. Nosotros simplemente informamos todas las circunstancias y también recibimos esta comunicación de que ellos van a ser quiénes determinen cuáles son los pasos a seguir”, insistió el profesional.

“El bebé necesita de algún familiar responsable, que creo que es la ley la que da ese derecho a la familia de poder hacerse cargo, y en este caso que todavía no apareció nadie. La Justicia determinará si hay alguna otra opción”, deslizó.
Desde la Dirección de Infancia, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de Misiones, señalaron “estamos coordinando acciones con el Área Social del hospital. Y las actuaciones legales ya han sido realizadas por el área legal”.
Los tiempos corren y no hay margen de trabas burocráticas, teniendo en cuenta que si el niño es dado de alta, no tiene a nadie que responda por sus necesidades.

Además, al no tener al lado a sus padres, la criatura no tiene identidad. Desde el Registro Provincial de las Personas confirmaron que al estar judicializada la situación del menor, no fue inscripto. Es decir, no tiene partida de nacimiento ni DNI.

Casos excepcionales
 
En la nota que la madre dejó sobre la cama, mencionó la identidad del padre de la criatura y la dirección en donde podrían ubicarlo. Con ese dato, se procedió a la búsqueda, pero el progenitor viviría en otra provincia o jurisdicción y tampoco se tiene la certeza del vínculo sanguíneo.

Además, la madre habría dado pistas confusas sobre su paradero, por lo cual no se pudo dar con el domicilio de ninguno de los dos.
Consultado sobre si es común que se registren este tipo de situaciones de abandono en el hospital, Ocampo respondió: “Son excepcionales y sobre la motivación, vaya a saber por qué la mamá tomó esta decisión muy terminal; nos enfrentamos a distintas realidades, pero esto de abandonar el bebé o una cuestión así no suele ser muy común. Siempre trabajamos mancomunadamente con la Justicia para que ellos sean quienes determinen el futuro para los chicos”.

Medidas de protección
 
“En primer lugar debemos trabajar con todo lo que tenga que ver con su situación de salud, que es lo que hay que tener presente, y luego ir avanzando en la restitución de sus derechos, como la identidad, su inscripción y todas las demás cuestiones”, había manifestado el abogado de la Defensoría de los Derechos del Niño, Niña y Adolescente, Marcelo Sussini.

Sussini destacó que cuando se agotan las instancias familiares, “se avanza sobre terceros y se tiene que ver su intencionalidad, porque muchas veces se ofrecen y queda encubierta su intención de adoptar un niño salteando todos los esquemas que la ley establece”.
También remarcó que las actuaciones son de tipo administrativo: “Nosotros más que nada lo que hacemos es ver que las instituciones cumplan con sus funciones y colaborar lo que más que se pueda para gestionar las medidas de protección, lo que sí hay que evitar es la judicialización”.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS