El seleccionado cayó en las semifinales y se marcha del torneo con una pálida imagen. Si bien jugó su mejor partido, el balance no es positivo.

La Selección quedó eliminada de la Copa América. Sufre Lionel Messi, sufre el Kun Agüero. También Di María. Emblemas de una generación que ve cómo le pasan de largo los torneos a Argentina sin poder levantar un título. El último a nivel mayores fue en 1993, demasiado lejos en el tiempo. La victoria de Brasil por 2 a 0 fue contundente le puso punto final a la ilusión albiceleste de llegar por tercera edición consecutiva a la final del certamen continental.

Lionel Messi jugó su mejor partido de los cinco que disputó en esta Copa América. Igual, le quedará el gusto a poco. A muy poco. Dani Alves, el lateral brasileño de 36 años, fue la gran figura. De sus pies nació el primer gol de la semifinal y condujo al equipo Verdeamarelo frente a la Argentina.

Pudo ser de Agüero, pero su cabezazo dio en el travesaño. Lo tuvo La Pulga en el segundo tiempo, pero el palo le negó el gol. Corrió, apretó y bajó a defender. Orgullo para sacar adelante un partido complicadísimo. Brasil, que fue más en los primeros minutos, se fue quedando. Y el conjunto de Lionel Scaloni buscó hasta el final.

El equipo local, dirigido por Tite, marcó sus goles por intermedio de Gabriel Jesús (Pt. 18m.) y Roberto Firmino (St. 25m.). Con este resultado, el conjunto conducido por Lionel Scaloni jugará el sábado por el tercer puesto frente al perdedor del otro d

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS