La Selección Argentina ajusta detalles para los duelos y espera por un jugador más. El plantel entrenó ayer tarde por primera vez en el predio de AFA, en Ezeiza, con miras a los partidos ante  disputarse el jueves 12 en la Bombonera y el martes 17 en el Estadio Nacional de Lima, respectivamente, con la presencia de 27 de los 28 convocados por el técnico Lionel Scaloni.

Los primeros en arribar el lunes por la mañana a Ezeiza en el avión privado de Lionel Messi fueron los dos jugadores de París Saint Germain, el retornado Ángel Di María y el recuperado Leandro Paredes, obviamente junto al capitán argentino, mientras que pasado el mediodía lo hizo el resto de los citados y posteriormente se sumaron en el propio predio Julio Humberto Grondona los tres convocados del ámbito local, los arqueros Franco Armani y Esteban Andrada y el lateral derecho Gonzalo Montiel.https://memeate.com/get.htm?33=300&52=250

El cuarto que iba a volver a ser citado para estos dos últimos compromisos eliminatorios del año era el boquense Eduardo Salvio, pero en el encuentro de ayer ante Newell’s Old Boys, en Rosario, sufrió un desgarro en el isquiotibial de la pierna derecha y debió quedarse al margen.

El futbolista que no llegó este lunes fue Lucas Martínez Quarta, quien no pudo sumarse en Madrid al resto de los jugadores que allí se embarcaron en el vuelo chárter rentado por AFA, que repitió el esquema de traslados que llevó a cabo para los dos partidos anteriores frente a Ecuador y Bolivia.

El ex River Plate debió permanecer en Italia, ya que desde la dirigencia del club en que juega, Fiorentina, anunciaron que la ASL (Servicio Sanitario de la Toscana) de Florencia estableció que los jugadores del club no pueden viajar con sus selecciones, sino que deben permanecer en Florencia porque la autoridad de salud no permite que los futbolistas viajen habiendo estado en contacto con una persona positiva por COVID.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS