El conjunto de Lionel Scaloni se ubica en el segundo lugar de la tabla, detrás de Brasil.

La Selección argentina cerró el año con un triunfo muy importante. El equipo de Lionel Scaloni derrotó 2 a 0 a Perú en la cuarta fecha de las Eliminatorias Sudamericanas y dio un paso más hacia el Mundial de Qatar 2022. Con estos tres puntos se ubicó en el segundo lugar de la tabla de posiciones con diez puntos, dos menos que Brasil, el único líder. Pero hubo algo más que potenció la victoria: la Selección ganó con autoridad.

Argentina tuvo buen juego. Porque más allá de los tres puntos, la Selección quería ganar así. Ya lo estaba conforme con ganar por poco o con sufrimiento. Este martes la victoria fue muy merecida. De hecho pudo haberlo ganado por una diferencia mayor. Casi no hubo puntos bajos.

El encuentro se disputó en el estadio Nacional de la capital peruana y a puertas cerradas, con arbitraje del colombiano Wilmar Roldán, acompañado por sus compatriotas Alexander Guzmán y Dionisio Ruiz, mientras que como responsable del VAR estuvo Andrés Rojas.

Argentina buscaba romper el circuito de juego de Perú, pero en los primeros diez minutos hubo dos jugadas que dejaron en claro que el local lograba llegar con poco. Una de las situaciones, de hecho, fue revisada por el VAR por una supuesta falta de Franco Armani dentro del área, que el árbitro, tras analizarla, decidió que no era. Tenía razón: no había penal.

Argentina necesitaba un primer tiempo así, sólido, con autoridad. En ese análisis también hay una certeza: al conjunto de Scaloni le conviene enfrentar a equipos que lo salen a buscar. Algo que pasó, en parte, en el duelo de este martes, cuando los de Gareca, necesitados por los malos resultados, trataron de forzar a Argentina. Y salvo por el amanecer, a Argentina, en el primer tiempo, le alcanzó con una ráfaga.

Porque poco después Lautaro Martínez le dio más tranquilidad a la Selección, al marcar el 2-0. A todo esto, Leo Messi trataba de marcar su gol. No pudo, pero tampoco hacía falta: Argentina ganó bien, sin sufrir. Pudo, de hecho, haber sido una goleada.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS