Guaraní Antonio Franco le ganó 1 a 0 a Madariaga de Corrientes y logró la clasificación a los cuartos de final del torneo Regional Amateur de fútbol. Hugo Troche sobre el final marcó el agónico gol para la victoria de la Franja. En la ida, habían empatado 2 a 2. Ahora se viene Ferroviario de Corrientes.
Con la presión alta a la que está acostumbrada, la Franja arrinconó a Madariaga en su campo y lo forzó a cometer varias faltas cerca del área de Eric Benítez. Troche, en varias oportunidades, Lazaneo y Klyniauk estuvieron cerca de abrir el marcador, pero la puntería les jugó una mala pasada.
Con Fabio Domínguez y Gabriel Díaz por los laterales y Miguel Comes controlando todo en el mediocampo, Guaraní manejó a su antojo la pelota ante un rival que apostó al error del local y a alguna contra salvadora para pisar el área de Diego Pave.
Con el correr de los minutos Benítez empezó a ser figura de Madariaga. El arquero cubrió todos los agujeros que fue dejando una defensa mal parada, que se dedicó más a pegar que a quitarle la redonda a los contrarios.
La Franja fue mejor durante la primera etapa y comenzó mejor el complemento, pero el ser superior no lo pudo traducir en el resultado y eso comenzó a jugarle en contra. Empezó a fallar en los últimos pases y si bien se plantó en campo de Madariaga, le costó llegar con claridad al área de Benítez. Tuvo que recurrir mucho a las pelotas paradas y a centros sin sentido que cruzaron lejos del arco de los correntinos, que llevaron el partido al lugar que mejor les quedaba.
Los de Dutto empezaron a dejar espacios y el mediocampo quedó lejos de los delanteros. Por eso durante varios minutos Troche y Lazaneo fueron espectadores de lujo. El DT mandó a la cancha a Fileppi para darle juego al local, pero al ex Racing le costó entrar en ritmo.
Toda la paciencia que la Franja tuvo en la primera parte para manejar los ataques la tiró por la borda en el complemento. Si bien trató de jugar en campo rival, cada vez que llegó a tres cuartos de cancha se equivocó. Le hizo las cosas fáciles a Madariaga, que llegó a Posadas buscando un empate y la tanda de penales.
Pero antes del final hubo tiempo para un tiro libre más para Troche. El diez, se hizo cargo y con una definición exquisita puso el 1 a 0 para delirio de los hinchas que se acercaron al Clemente Argentino Fernández de Oliveira. Si bien, el resultado no reflejó lo que fue Guaraní, si le valió la clasificación al equipo posadeño.
La violencia de nunca acabar
La imagen del final fue la peor. Pave la atrapó y desató una pelea entre jugadores, ayudantes, técnicos y utileros. Nada tuvo que ver ese lamentable episodio con el encuentro y nada le hace peor al fútbol. Los policías rodeando al árbitro y separando a los jugadores. Vergüenza.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS