Los analistas estimaron números más negativos que el mes pasado, también en términos de la recesión, el desempleo y otras variables.

 

Los bancos y consultoras empeoraron sus pronósticos sobre el dólar, la inflación y la actividad económica en la Argentina.

 

Según el informe de FocusEconomics, todas estas proyecciones se modificaron en forma negativa, con una suba esperada mayor para el dólar y los precios y una mayor caída en el producto bruto interno (PBI).

 

En el caso del tipo de cambio oficial, hace 60 días los analistas esperaban un valor de $ 78,8, que subió a $ 85 el mes pasado y a $86,5 ahora, sin contar el impuesto del 30 por ciento.

 

Este promedio esconde algunos valores bastante más altos, como los $ 102 que calculó el Citi, $ 100 el HSBC, $ 95 el Galicia, $ 92,4 Empiria y $ 91,8 Torino Capital. La proyección más baja correspondió a Credit Suisse con $ 71,5.

 

Para el año próximo, el promedio esperado es de $ 112, pero el HSBC se estiró hasta 140 pesos.

 

En el caso de la inflación, se espera que llegue al 46,3% a fin de año, frente a 40,2% que se preveía hace dos meses y 42,9% hace uno.

 

Pero, en la punta de arriba, el Citi prevé que sea del 65%, Econométrica del 62,3%, Ferreres del 60% y Eco Go del 58%. Del otro lado se ubicaron The Economist Intelligence Unit con 34% y HSBC con 35 por ciento.

 

 

Para 2021, se prevé un 39,4% en promedio, pero FIEL estimó que llegará a 59,5% y LCG a 35,7 por ciento.

 

En cuanto al PBI, la tendencia es similar: se espera una recesión del 6,9% en promedio, frente al 5,5% del mes pasado y del 1,9% de hace 60 días.

 

Invecq se ubicó en el primer lugar con -10,7%, seguido por -9,8% de JP Morgan, -9,2% de FIEL, -8,5 de Econométrica y -8,3 de Itaú y Abeceb. En cambio, Credit Suisse estimó que será del -3,7 por ciento.

 

Para 2021, en promedio la recuperación esperada es del 3,5%, pero Supervielle cree que llegará al 6,8% y, del otro lado, Societé Generale prevé un -0,8 por ciento.

 

Respecto de otros indicadores, los bancos y consultoras proyectaron que el consumo privado caerá el 8% este año y crecerá el 3,6% el próximo; la inversión fija -19,5% y 6,8%, respectivamente; la producción industrial -8,5% y 3,3%; el desempleo será del 12,5% y 11,6% y la balanza comercial de USD 16.800 millones y 14.200 millones, respectivamente.

 

En el informe, se advirtió que las perspectivas han empeorado. “La actividad se redujo en los primeros dos meses de este año después de caer en picada la demanda interna paralizó la economía en 2019. Desde entonces, Covid-19 las consecuencias y la cuarentena causaron la caída de la actividad industrial y las exportaciones en marzo, mientras que la confianza del consumidor cayó más profundamente en territorio pesimista en marzo y abril”, se explicó.

 

En tanto, “la saga de renegociación de la deuda continúa”, sin una resolución, aunque las partes se hayan acercado en términos del valor de ambas ofertas después del fracaso de la oferta original para la reestructuración de USD 65 mil millones.

 

La crisis del Covid-19 causará estragos en una Argentina ya enferma en términos económicos. “Dada la necesidad del Gobierno para cumplir con un umbral mínimo de participación necesario para una reestructuración integral, las perspectivas para llegar a un acuerdo parecen sombrías”, se afirmó.

 

Por esta razón, “la crisis de Covid-19 causará estragos en la Argentina ya enferma en términos económicos, arremetiendo contra la demanda interna y externa. La pandemia exacerbará la problemática posición fiscal del país, con un aumento uso de déficit de financiación monetaria”.

 

“Este año, una rápida expansión de la base monetaria y fuertes presiones cambiarias ejercerán fuerte presión al alza sobre la inflación, con más riesgos al alza derivados del retorno a la financiación monetaria del déficit fiscal”, indicaron.

 

Por otro lado, las “preocupaciones sobre la sombría perspectiva para el proceso de reestructuración, así como temores de recesión asociados a coronavirus continuaron ejerciendo presión a la baja sobre la moneda. Mientras tanto, el precio del dólar en el mercado paralelo fue significativamente mayor que el oficial”, con una brecha del 80 por ciento entre el tipo de cambio oficial y el dólar blue.

 

Fuente: Infobae

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS