Argentina realizará cambios a su oferta para reestructurar su deuda en los «próximos días», dijo el ministro de Economía, a la agencia Reuters, a horas de que la Argentina quede formalmente en default.

 

El Gobierno publicó este viernes en el Boletín Oficial la extensión de la oferta de canje hasta el 2 de junio, con la intención de renegociar vencimientos por U$S67.000 millones. El plazo vencía este 22 de mayo, al igual que el límite para saldar U$S503 millones de bonos Global y evitar la cesación de pagos.

 

«La razón por la que extendimos (el plazo de) la oferta es técnica. Estamos planeando realizar modificaciones con el objetivo de alcanzar un acuerdo sostenible con nuestros acreedores», dijo Guzmán.

«Las negociaciones continúan por un sendero que consideramos positivo. Mi visión es que estamos experimentando un mayor entendimiento mutuo entre las dos partes», agregó el ministro.

 

El funcionario añadió, sin embargo, que «aún hay una importante distancia que cubrir, pero todas las partes están a la mesa para encontrar una solución. Para Argentina, es la esencia que el acuerdo esté alineado con la capacidad de pago del país».

 

Los acreedores de Argentina realizaron contrapropuestas a finales de la semana pasada luego de rechazar una oferta inicial del Gobierno, que incluía un período de gracia de tres años, un recorte del 62% en el pago de cupones y la postergación de vencimientos hasta el 2030 y más adelante.

 

La Argentina confirmó que la nueva «fecha de vencimiento de la invitación a canjear (…) vencerá el día 2 de junio de 2020, a las 17 horas de Nueva York, Estados Unidos», en una resolución del Ministerio de Economía en el Boletín Oficial.

Guzmán prefirió no realizar comentarios sobre si el Gobierno pagará o no los cerca de 500 millones de dólares que debería cancelar el viernes. Fuentes del ministerio de Economía ratificaron el jueves por la tarde que la Argentina no abonará ese vencimiento.

 

Y el presidente Alberto Fernández lo relacionó con el «default virtual» que, dice, atraviesa la Argentina desde finales del año pasado.

 

“Leo en los diarios que corremos el peligro de caer en default mañana y yo me preguntó por qué mienten así. Si estamos en default desde hace meses, desde antes de diciembre que estamos en default, solo que no lo escriben, solo que lo ocultan”, dijo Fernández.

 

De todos modos, tanto desde el Gobierno como desde los grupos de acreedores relativizan el default y destacan que las negociaciones avanzan.

 

«Odiaría ver algo tan desordenado como un default duro«, dijo Hans Humes, cabeza del fondo Greylock Capital y uno de los negociadores de los grupos de bonistas.

 

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS