Según los datos oficiales, la CBT quedó en $29.493,65 contra los $28.750,94 de marzo. En lo que va del año, la suba fue del 15,7%.

En tanto, la Canasta Básica Alimentaria, que mide la línea de indigencia, avanzó 1,8% mensual, muy por debajo de la línea de la inflación minorista, que fue de 3,4%, para llegar a $ 11.844,84 para el mismo núcleo familiar. En este caso el incremento interanual fue del 66,1% y de 16,2% en el primer trimestre.

El Indec informó en marzo que el Índice de Pobreza aumentó a 32% al término de 2018, contra el 25,7% de igual período de 2017; mientras que el de Indigencia subió a 6,7% desde 4,8% de finales de 2017.

Estos niveles registrados en el segundo semestre del año pasado son superiores a los del primer semestre, cuando el nivel de pobreza fue de 27,3% y nivel de indigencia se ubicó en 4,9%.

De esta forma, con una población estimada en 44 millones de habitantes, al cierre de 2018 se encontraban en situación de pobreza alrededor de 14 millones, alrededor de dos millones de personas más que en 2017.

La línea de pobreza e indigencia se movió a lo largo del año pasado por arriba de la inflación general porque está compuesta en su mayor parte por productos de primera necesidad como los alimentos, que mostraron los mayores incrementos de todos los rubros que componen el Índice de Precios al Consumidor (IPC) a partir del salto de más de 100% en el tipo de cambio.

Sin embargo, en el último mes se encarecieron significativamente por debajo del IPC, más allá de que el acumulado desde abril de 2018 arroja un alza de más de 60%, lo cual se vio reflejado en el acelerado deterioro de los indicadores sociales que mostraron las estadísticas públicas.

El Indec toma una serie de productos con los que elabora el consumo alimenticio para un «adulto equivalente» y a partir de ahí se estima el valor de la CBA y la CBT para distintos hogares. Así, una persona necesitó $3.833,28 por mes para no caer en la indigencia y 9.544,87 para no ser pobre.

Por su parte, la canasta básica total de un hogar de cinco integrantes, quedó en $31.020,83 mensuales y el de un grupo familiar conformado por adultos de 18, 35 y 61 años necesitaría 23.480,38 para poder satisfacer sus necesidades y $9.429,87 para tener una cantidad mínima de comida que le permita subsistir.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS