Miles de personas disfrutaron el eclipse solar, que se dio de manera total en Chile y Argentina. El espectáculo, además de bellas imágenes, dejó valiosos datos para lo científicos que estudian los fenómenos climáticos y espaciales.

El eclipse del 2 de julio fue bastante breve, apenas superó los 2 minutos con 30 segundos en la zona de máxima duración. En los momentos de totalidad del eclipse se crea un destello de luz conocido como “anillo de diamante”.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS