Desde la Federación de Productores e Industriales Forestales del Chaco (FAPIF) aseguran que datos oficiales y de fuentes de organizaciones ambientes demuestran que en la provincia de Chaco “disminuyó drásticamente este último tiempo” los desmontes, por fiscalización y ordenamiento territorial, producto de los avances de las regulaciones vigentes a partir de la Ley de Bosques y otras normativas vigentes en la jurisdicción.  A su vez, manifiestan “su total apoyo” al gobierno de Capitanich en la lucha por los desmontes ilegales, pero calificaron de “una operación mediática para confundir a la opinión pública” las denuncias de las últimas semanas de las ONGs ambientales, ya que “no está prohibida” la extracción forestal.

El debate respecto a la producción sustentable como herramienta de desarrollo local para la sostenibilidad de los bosques nativos bajo ordenación forestal y responsabilidad ambiental se potencia en las provincias de Salta, Santiago del Estero, Formosa y Chaco, en el contexto de una pandemia global por coronavirus, donde el equilibrio de los ecosistemas es el mayor desafío de la humanidad. El diálogo en la búsqueda de salida de conflictos debiera orientarse en avanzar hacia una gestión economía del bienestar y no sólo del crecimiento, según recomiendan líderes globales.

La cadena de valor foresto-industrial sustentada en el origen de la madera de los bosques nativos es una alternativa de desarrollo local que necesita políticas de Estado para mejorar, su prohibición es un retroceso.

En la cuarentena obligatoria,  entró en la polémica la región del Parque Chaqueño por los desmontes ilegales que se detectaron.

Sin embargo, desde la Federación de Productores e Industriales Forestales del Chaco (FAPIF) salieron a responder a la campaña ambiental que en las últimas semanas fue incrementando desde ONGs -como Greenpeace Argentina y Somos Monte- con algunas aclaraciones para la sociedad chaqueña, ya que calificaron la avanzada de las organizaciones en los medios como “una operación mediática para confundir a la opinión pública”.

La entidad que nuclea productores e industriales de las localidades de Sáenz Peña, Villa Berthet, Villa Ángela, Pampa Del Indio, y Presidencia de la Plaza. En el documento, los forestales consideraron que se trata de instalar erróneamente que el desmonte que se practica está prohibido, omitiendo que se trata de una actividad lícita de la cual se realiza por medio de legislaciones ambientales vigentes y contemplando la Ley de Bosques y el Ordenamiento Territorial Provincial. El productor forestal se ocupa de aprovechar la madera de árboles maduros o enfermos, o de un sitio determinado según aspectos técnicos que son contemplados en la legislación vigente. La extracción de la madera nativa es para abastecer a las industrias,  manteniendo la permanencia de renovales que garantizan su perpetuidad. «Es una práctica totalmente distinta al desmonte», aseveraron.

“Se trata de operación mediática en contra del sector productivo de los agronegocios en general, pero especialmente sobre la explotación forestal de aprovechamiento de bosques nativos, con claras intenciones de confundir a la opinión pública y denigrar la actividad del campo”, indicaron desde FAPIF.

En un escrito, defendieron la actividad que sostienen es la que más trabajo genera en el interior de Chaco, al tiempo que expresaron “su total apoyo” al Gobierno de la Provincia en esta difícil situación de pandemia por COVID-19.

En cuanto a la operación que denuncian, el presidente de la Federación, Noe Khon recordó que comienzos de este 2020, desde un sector de las ONGs “iniciaron una campaña” apuntando contra las provincias del Norte, sobre el tema de los desmontes, especialmente contra el Chaco.

También, “en estas operaciones se hace creer a la ciudadanía que la actividad forestal está prohibida, o que los productores somos sinónimo de desmonte ilegal”, agregan. Y aseguran que todas estas iniciativas de la ONGs ambiental, “fueron replicadas por la agrupación Somos Monte” en la provincia. Para Khon esta metodología busca confundir a la opinión pública con claras intenciones de denigrar la actividad del campo .

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS