Son ciudadanos con residencia en el país que venían mayoritariamente de Brasil y otras partes del mundo. Misiones, con recursos propios, dispuso de más de 60 colectivos para trasladarlos a Córdoba, Chaco, Corrientes y Buenos Aires. El virtual cierre de la frontera que dispuso el intendente de Iguazú, Claudio Filippa tuvo impacto nacional y el presidente Alberto Fernández decidió que “no ingrese más gente al país hasta que nos organicemos. Ya di instrucciones de que ayuden con recursos a quienes se encuentran en el exterior, pero van a tener que esperar un poco”, dijo en declaraciones televisivas.Cuando el intendente de Puerto Iguazú Claudio Filippa, junto a los concejales de su municipio decidió prohibir el ingreso de personas provenientes de Foz de Iguazú (Brasil) y que no tengan domicilio legal en la ciudad de las Cataratas, la medida generó un impacto nacional que derivó en los recientes anuncios del Presidente Alberto Fernández, de frenar el ingreso de los argentinos varados en el exterior aclarando que se los va a socorrer, cuando el riesgo de contagio de coronavirus sea menor. El decreto municipal que decidió Filippa el martes último fue a partir de un dato contundente: en seis días, unas 9 mil personas utilizaron ese paso fronterizo para volver a la Argentina.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS