Una combi de Puerto Rico fue demorada por unas horas en Buenos Aires por la Policía Federal porque llevaba a 17 pasajeros que habían estado en Brasil y Jamaica y que había ingresado al país por Puerto Iguazú.

El hecho ocurrió pasado el mediodía de hoy, y los vecinos de Puerto Rico se enteraron a través de un canal que estaba transmitiendo el operativo en vivo. Los vecinos y la región reconocieron el transporte de pasajeros de una empresa privada local y el video del informe se esparció por las redes sociales rápidamente.

Según se pudo saber el vehículo transportaba 17 pasajeros que habrían estado en el Brasil y en Jamaica y que ingresaron al país por Puerto Iguazú. En el operativo también fueron retenidos los dos choferes.

A pesar de que quienes viajaban afirmaban que todos estaban bien, algunos vecinos de la zona donde quería bajar manifestaron su preocupación porqué venían de un país en riesgo. Los ocupantes debieron enfrentar todo tipo de control: médicos, policiales y judiciales. Luego de cumplir los trámites de rigor la combi fue liberada y regresa a la provincia.

No pudo parar en Puerto Rico

La combi con los argentinos que venían de Brasil, había tenido un incidente anoche en Puerto Rico y tuvo que intervenir el intendente Carlos Koth y la policía para impedir que los pasajeros que venían bajen en esa localidad.

La confusa situación que se generó con una empresa local que presta servicios de transporte de personas, cuando los choferes y los pasajeros de una unidad de esta compañía, pretendieron usar las instalaciones de una estación de servicios, ubicada en inmediaciones de uno de los accesos a esta localidad.

La reacción del jefe comunal se produjo ante un llamado de alerta que recibió desde los empleados de la estación de servicios, luego de que los responsables del lugar les negaran a los choferes y al pasaje, el descenso de la unidad para el uso de las instalaciones, ya que los conductores –ambos domiciliados en esta localidad, igual que la empresa para la que prestan servicios-, dieron a conocer que el pasaje estaba conformado por turistas procedentes de Brasil, país declarado de riesgo por el gobierno argentino, en relación a la pandemia del Coronavirus.
Koth, quien amparado por la Carta Orgánica Municipal el domingo decidió prohibir el ingreso a la ciudad de toda persona no domiciliada en el municipio, realizó inmediatamente la presentación policial y acompañó las imágenes de la unidad de transporte en la playa de maniobras de la estación de servicios –provista por la misma empresa-, y solicitó que una vez que regresen los choferes, los uniformados apostados en el único ingreso habilitado a la ciudad, activen el protocolo y garanticen su absoluto cumplimiento por parte de los trabajadores, de los eventuales pasajeros que pudieran transportar al regreso e, incluso, de la unidad.

Esta intervención del jefe comunal se dio sin vacilaciones para garantizar el cuidado de la salud de la población ante la amenaza de la pandemia.
“Esta forma de trabajar unidos, es la mejor manera de prevenir, de cuidarnos, de protegernos”, destacó Koth.

Por otra parte, un párrafo aparte merece la rápida acción de los efectivos de la Policía de Misiones, fuerza que en todo momento colaboró de manera incondicional con el municipio desde el arranque de la emergencia sanitaria.
Es que en este caso puntual del que tomaron conocimiento mediante la presentación de jefe comunal, los uniformados se movilizaron inmediatamente para constatar que ningún pasajero haya descendido en esta ciudad, ya que de haber ocurrido eso, inmediatamente se debía activar el protocolo establecido por las autoridades sanitarias para estos casos.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS