Porque es una de las tres Provincias que ha logrado reducir su deuda pública también en el 2019. Al tercer trimestre de 2019 la deuda por persona en la provincia era de $6.455, mientras que el promedio de los demás Estados provinciales alcanzaba $34.683.

La visión de que una Provincia distinta era posible,  permitió afrontar los embates de políticas nacionales erradas que a Misiones la sobreexpusieron en la confrontación fronteriza, con todas las de perder. Aun así, la visión del presidente de la Cámara de Representantes,  puesta en vigencia ya cuando Carlos Rovira era gobernador de la Provincia, permitió ir mitigando los peores efectos mediante mecanismos adoptados con los recursos provinciales. Por caso, los programas del Ahora Misiones que oficiaron de paliativos para el comercio jaqueado por la competencia desleal.

En estos días se conocieron nuevos datos del desendeudamiento que, en Misiones es política de Estado por decisión de Rovira. Al asumir en su primer mandato, recibió una deuda pública que condicionaba gravemente el desenvolvimiento provincial. Ante esta situación, y como sería una constante en sus gestiones, frente al problema ideó soluciones, posibles de identificar con el pensamiento lateral que innova de modo creativo.

 

Así el desendeudamiento sostenido hasta el presente permitió liberar recursos para las inversiones que debe priorizar el Estado: salud, educación, justicia, seguridad.  Areas desmanteladas en los ’90, que recibió como herencia.

No alcanzó, sin embargo, con orientar los recursos del Estado hacia esas áreas para su funcionamiento. Porque se lo previó inclusivo: es decir para atención de toda la ciudadanía, con prioridades que permitieron alcanzar niveles históricos.

En el caso de la salud pública, por caso, fue el descenso de indicadores vinculados a la condición de marginal que tenía Misiones: mortalidad infantil y materna.

A ello se sumó la incorporación de la tecnología que se expandía en el mundo. Por citar algunos ejemplos: cirugía robótica, diagnóstico por imágenes, laboratorio central inteligente.  Expansión sostenida del sistema sanitario provincial, con nuevos y modernos hospitales

Educación disruptiva: Escuela de Robótica, Escuela Secundaria de Innovación, Plataforma Guacurarí.

Justicia: expansión del servicio a toda la Provincia, digitalización de los procesos, acceso universal.

Y ahora cristaliza el desarrollo de otra economía, que se suma a la tradicional. Porque al mismo tiempo que el Estado ha acompañado el desenvolvimiento de los pivotes de la economía misionera:  yerba mate, té, forestoindustria, turismo, producción agraria en general, está dando sus primeros pasos en la economía del conocimiento.

Con el Silicon Misiones que ya ha mostrado su primera concreción: la fabricación de termómetros infrarrojos inteligentes, aptos para la detección temprana del Covid-19, en tiempos de pandemia.

Por eso en Misiones  el desendeudamiento tiene un plus particular y único, articula con la inversión del Estado para una visión distinta de Provincia: protagonista y moderna.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS