Una mujer de 72 años sufrió tres horas de terror el sábado a la mañana tras ser asaltada por un joven que la mantuvo encerrada, la golpeó y hasta la manoseó para luego sustraerle dinero en efectivo y otros elementos de valor.

De acuerdo a lo que pudo reconstruir , el violento suceso se registró en una vivienda de la chacra 102 de Posadas, donde una anciana de 72 años fue tomada cautiva durante aproximadamente tres horas por parte de un delincuente solitario que logró entrar a la vivienda tras vulnerar la puerta trasera del inmueble.

La víctima describió que el malviviente es un joven delgado, con campera gris, pantalón oscuro y el rostro cubierto, el cual la golpeó y hasta la manoseó en las partes íntimas durante el proceso de hostigamiento que perpetró para que ella entregue elementos de valor.
De esa manera, el sujeto logró apoderarse de aproximadamente 20.000 pesos en efectivo, además de otros elementos de valor, y luego se dio a la fuga, pero nunca se dio cuenta de que en lugar dejó una pista clave que permitió su detención algunas horas después.

La denuncia del hecho fue radicada en la Comisaría Sexta, cuyos uniformados comenzaron a trabajar en el caso y al recorrer la vivienda terminaron encontrando en la galería posterior un documento nacional de identidad que se le habría caído al delincuente en medio de su fuga.

La captura
 
Los pesquisas continuaron recolectando elementos y en ese contexto constataron que el posible implicado en el hecho se trataría de un joven identificado como Ramiro “Dibu” B. (21), domiciliado por una zona cercana, y hacia él avanzaron con autorización del Juzgado de Instrucción Tres de Posadas.
Efectivos de distintas dependencias de la Unidad Regional I iniciaron entonces un amplio operativo por diversos puntos de la ciudad y terminaron atrapando al sospechoso en cercanías a su vivienda.

La captura, según añadieron las fuentes, se concretó el sábado, cerca de las 21, en la chacra 101.
Después de su detención, los pesquisas además allanaron su domicilio y allí encontraron varios elementos que podrían tener relación con el hecho.

Según detallaron, en el lugar encontraron 18.000 pesos en efectivo, además de un kit digital para diabéticos, cinco relojes -uno de ellos de marca Rolex-, perfumes, ropa y un teléfono celular con cargador.
Todos los elementos fueron inmediatamente incautados y, al igual que el detenido, quedaron a disposición del Juzgado de Instrucción Tres, a cargo del magistrado Fernando.

Preliminarmente el caso se investiga como abuso sexual simple, privación ilegítimas de la libertad y robo.
El muchacho continuará detenido y a la espera de disposición de las autoridades judiciales en turno, entre ellas la citación a audiencia de declaración indagatoria.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS