El primer mandatario misionero consideró que “más que un termómetro, es un dispositivo inteligente con amplias capacidades, no sólo para medir temperatura corporal, sino para establecer la trazabilidad del pasaporte sanitario de los misioneros”. En los próximos días se distribuirán los termómetros en organismos públicos “y para fines de agosto y principio de septiembre, estarán en las casi 2000 escuelas que tenemos en la provincia y formará parte del mecanismo necesario para la reapertura de las aulas”.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS