En la ciudad de Oberá, con presencia del subjefe de la Policía de Misiones, Carlos Miguel Merlo, el intendente Carlos Fernández y jefes de Gendarmería Nacional, lanzaron un megaoperativo de seguridad integral y de salud con fuerzas federales.

Los controles se intensifican para poder asegurar que se cumpla la cuarentena establecida por el Gobierno de la Nación.

Trabajan en conjunto con Gendarmería Nacional, Policía de Misiones, Dirección de Tránsito y promotores de Salud, para intensificar el control interno y evitar la circulación de personas en la ciudad que no tengan justificación, cumpliendo con el Decreto Nacional.

En Oberá desde ayer, miércoles, comenzaron a controlar los ingresos principales a la ciudad para exigir el salvoconducto y la declaración jurada para poder circular, mientras que en los caminos alternativos se clausuraron todos los ingresos con tubos de cementos y montículos de tierra.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS