Nélida Carvalho Costa, la mujer que fue baleada por su pareja en paraje Capitán Pedro Giachino de Piñalito Norte, fue dada de alta por profesionales médicos de Eldorado ayer, consignaron fuentes médicas y policiales.
El sábado Nélida se vio cara a cara con la muerte. El agresor disparó tres veces contra su humanidad y una de las balas le rozó el cuello. Las otras dos, impactaron en sus clavículas. Fue llevada primero al hospital por particulares al hospital de San Antonio y luego al Samic de Eldorado.
Finalmente en horas de la tarde de la víspera, volvió a su casa ya que ninguno de sus órganos se vio comprometido. “Está contenida con su familia”, manifestaron fuentes del caso. Hasta anoche la Justicia no había dispuesto una custodia policial.
En cuanto al agresor, Darío Correa, las fuentes expuestas confirmaron que seguía en condición de prófugo, muy posiblemente oculto en Brasil. Por esta razón las autoridades del vecino país recibieron los correspondientes pedidos de colaboración por parte de la Unidad Regional XII. En Argentina varias comisiones también lo buscan.
Como quedó claro, se trata de una persona muy peligrosa, que además de intentar asesinar a su pareja también disparó contra un efectivo de la Policía de Misiones que intentó atraparlo. Este medio indagó que, además de estos hechos, tiene antecedentes por violencia de género, robo y robo calificado.

Incendio

 
Por otro lado, en horas de la noche de ayer se conoció que su casa, ubicada sobre la línea de frontera de San Antonio fue totalmente consumida por un incendio intencional. La Policía tomó conocimiento del hecho cerca de las 19.30.
Hasta ayer había varias hipótesis sobre lo sucedido y no estaba claro quién estaba detrás del ígneo. Un vecino relató que un desconocido llegó al lugar desde el vecino país con un bidón de nafta que roció sobre la construcción de madera, inició el fuego y se volvió a ir.

El hecho

 
Tal y como informó El Territorio en exclusiva, todo comenzó este sábado, cerca de las 18.30, cuando un hombre de 38 años llamó a la comisaría local para denunciar un grave episodio de violencia de género registrado en la vereda de su casa ubicada en el mencionado paraje.
Al llegar al lugar, los uniformados se entrevistaron con el denunciante, quien relató que en horas de la mañana había recibido la visita de su amigo identificado como Darío Correa, quien llegó en compañía de su novia Carvalho Costa. Contó que después del almuerzo se quedaron compartiendo unas bebidas alcohólicas, cerca de las 18.25 sus visitas empezaron a discutir.
Como consecuencia de ello, la pareja salió hasta la calle y allí se escucharon los disparos. Los testigos señalaron que después del hecho el agresor se subió a su automóvil modelo Fiat Palio gris y se dio a la fuga de la escena.
A partir de tomar conocimiento del grave episodio, las autoridades de la Unidad Regional XII con jurisdicción en la zona irradiaron el alerta y salieron en búsqueda del sospechoso, el cual fue localizado poco después pero se resistió a su arresto de idéntica forma al ataque a su novia: a balazos.
Las fuentes detallaron que el primer paso fue avanzar hasta la vivienda del sospechoso en el barrio Nuestra Señora de Fátima, ubicado en el límite con la República Federativa del Brasil, donde el agresor fue encontrado mientras caminaba por un camino terrado.
En esa instancia, el sujeto advirtió la presencia de los uniformados y comenzó a correr por calles y caminos internos del barrio, lo que derivó en una persecución. Según reconstruyeron los voceros consultados, en medio de la huida Correa volvió a empuñar su arma y no vaciló en abrir fuego contra los uniformados.
Uno de los proyectiles terminó impactando contra el chaleco antibalas del oficial subayudante Darío Dankert, que terminó herido pero afortunadamente su vida está fuera de peligro.  Luego de ello, el implicado se internó en una zona de montes y se perdió de vista de sus perseguidores.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS