Los sedantes y relajantes musculares siguen con stock cero para tratar a pacientes con coronavirus que están internados en terapia intensiva en los servicios del Ministerio de Salud Pública de Paraguay. En el principal centro de referencia de tratamiento del coronavirus , que es el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram), desde diciembre pasado se denuncia la escasez de medicamentos básicos, cuya compra recae en los familiares de los pacientes.

El doctor Hernán Martínez, director general de Desarrollo de Servicios y Redes de Salud, admitió el faltante de los sedantes Midazolam, que es un hipnótico sedante, y el Atracurio, que es un relajante muscular, que se usan en pacientes internados en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI). La situación de carestía se vive a nivel regional, debido a la alta demanda en la segunda ola de la pandemia, según explicó.

“El problema que tenemos es que importamos, traemos de afuera la materia prima. Estamos con inconvenientes porque los países vecinos que nos proveían están restringiendo la venta a países que no sean ellos, por el hecho de que están atravesando una situación casi similar a la nuestra, porque casi toda la producción de la materia prima están usando ellos”.

En la semana, un lote de Atracurio debía arribar al país para paliar momentáneamente la provisión por unos días, según el doctor Martínez. Otro mecanismo que está en marcha, para suplir la escasez, es ver otra forma de cómo el Ministerio de Salud puede comprar el medicamento de las farmacéuticas del país que aún tienen el producto en stock.

“Se están viendo los mecanismos legales para tratar de comprar a través de algunas instituciones. Lo que pasa es que el Ministerio de Salud no puede hacer compras directas porque existen procesos administrativos. Ver la forma como se puede comprar el medicamento de algunas farmacéuticas que aún tienen el producto”, indicó.

Mientras siguen los procesos administrativos desde Salud Pública, los familiares de pacientes internados con Covid-19 seguirán comprando los insumos y fármacos, debido a la escasez que golpea al sistema de salud pública y a nivel regional.

Vigilia en vilo de familiares de pacientes con coronavirus en Paraguay

Los acompañantes de pacientes internados por coronavirus, pese a la situación sanitaria y en medio de la precariedad, aguardan en el estacionamiento y en la vereda de Ineram. Aparte de la vigilia por el informe médico, hacen guardia para los pedidos de compras de medicamentos, según la denuncia de los pacientes.

El ambiente es tenso cada día frente al centro médico de contingencia de coronavirus. Debido al aislamiento en el que están los enfermos con coronavirus, los familiares prefieren acampar frente a la institución o en el estacionamiento, ante la falta de un albergue, para poder tener información de primera mano y poder comprar los insumos faltantes.

El hospital de contingencia cuenta con más de 100 camas para casos de Covid-19, las cuales están ocupadas al 100%. La segunda ola de la pandemia pasa factura y colapsa los servicios de salud pública y otros de contingencia a nivel país.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS