Las apariciones públicas de Carlos Rovira casi siempre, están vinculadas a procesos educativos. En los últimos años y ya como presidente de la Cámara de Diputados de Misiones, el conductor de la Renovación no falta a ninguna apertura de ciclo lectivo, aunque siempre marca el rumbo en los escenarios que elige mostrarse. Ocurrió años anteriores cuando nacía la Escuela de Robótica, reforzó esa idea el año pasado en el BAPAyC cuando se inauguró la flamante Escuela de Innovación en Posadas y no fue la excepción en el regreso a las aulas, con la presentación en sociedad del moderno edificio emplazado en el emblemático escenario de la Costanera, “que también arrastró en su historia, un proceso de urbanización disruptivo”, rememoró el ingeniero.

Pantalón oscuro, camisa clara y muy concentrado en cada discurso de los oradores ocasionales, que engalanaron la presentación, Rovira esperó su momento para poner en valor y destacar que “el hecho educativo de la Argentina es aquí, Misiones, es Posadas. No tengo dudas”. Y tampoco dudó en entender el contexto y la calidad de los visitantes, para reclamar con argumentos y una propuesta superadora de “coparticipar conocimientos”.

Su primera definición ante los periodistas, alumnos y funcionario presentes fue tras una panorámica visual que lo indujo a referirse “a este sitio que hoy inauguramos, que desde su definición luce disruptivo. Si miramos su ubicación es la primera escuela de Innovación construido en un lugar emblemático como la costanera hecho por los misioneros que también arrastró en su historia un proceso de urbanización disruptivo”. Y enseguida mencionó que “los misioneros nos estamos acostumbrando a nuevos léxicos, que no son otra cosa que un proceso evolutivo mental basado en lo más importante que tiene el ser humano que es el uso del cerebro”. Pronunció luego una frase que engloba todo el concepto sobre el camino que transita Misiones: “El conocimiento es el elemento más contundente de poder”. Mencionó también que “toda vez que aceleramos el proceso de captar, de conocer, de apreciar y de expandir las posibilidades de nuestra mente con el conocimiento, nos vamos acercando a la solución de los problemas. Por eso, en este hecho histórico se está dando paso a una nueva era”.

 

 

Cambio de paradigma

 

Rovira, ante la atenta mirada de Sergio Massa de un lado y de Herrera Ahuad y Fabiola Yañez del otro, fundamentó la importancia del cambio de prototipo en la educación y citó al filósofo Tomas Kuhn, “uno de los grandes estudiosos del proceso científico que vive nuestra humanidad, cuando ha descrito con toda claridad, el proceso de reemplazo de un paradigma educativo basado en la escuela clásica, formal, donde el docente impartía una suerte de dictadura del conocimiento y el educando tenía que recibir sin modificar ese algoritmo. Ese método dio su resultado, fue un modelo militar que se hizo en la primera guerra mundial”.  Explicó el diputado que “con el crecimiento de las tecnologías y a la nueva luz de la economía del conocimiento, se abrió una posibilidad inmensa para el gran éxito que hoy tienen los productos y aplicaciones tecnológicas en el campo del consumo. Ahora llegó el momento de aplicarlo a la ciudadanía y ese es el gran desafío de esta segunda mitad del siglo XXI”.

 

El conductor del espacio que gobierna Misiones puso a la provincia “en la vanguardia política innovadora en el campo de la educación. Muy pocos políticos se animan a incorporar esta cultura maker que deje de dar respuesta al consumidor y pase a dar respuesta al ciudadano. Por eso Misiones viene desarrollando políticas públicas en el campo de la educación, en la salud, la seguridad social y en el desarrollo de las ciudades inteligentes”.

 

Silicon Misiones

Luego de ponderar y explicar las bondades de la educación disruptiva, en el marco de la inauguración del nuevo edificio de la Escuela Secundaria de Innovación, el ex gobernador anticipó “el gran desafío que hoy comienza es el Silicon Misiones, donde en esos edificios hemos generado el ecosistema adecuado, para la transferencia de conocimiento, del uso de las tecnologías con empresas líderes mundiales donde empezaremos a preparar a nuestros jóvenes para las nuevas demandas laborales del mercado mundial”. Y nuevamente justificó la gran apuesta que hace el gobierno a la educación, “porque cada día ganado al conocimiento es un cimiento que se pone en el futuro de mucha gente. No hace falta resolver la grave crisis económico-social que vive el país, hay que acostumbrarse a ir en los mismos tiempos. No hay que perder más tiempo.”

 

 

Endeudamiento y coparticipación

 

Nicolás Trotta, ministro de Educación de la Nación seguía atento el discurso de Rovira, lo mismo que Mario Meoni, el titular de la cartera de transporte. Sergio Massa, sentado al lado del ingeniero, fue el que más fuerte escuchó los reclamos que hizo el ingeniero, en relación al pedido de una compensación extraordinaria “ya que no podemos esperar por una nueva ley de coparticipación”, consideró. Pero la argumentación del pedido que hace la Provincia tuvo una explicación que nació “hace 20 años atrás, cuando Misiones padecía de un endeudamiento aún mayor al que hoy sufre nuestro país. Y por el impacto que tiene el equilibrio de las finanzas provinciales, se refleja la gravedad de ese sistema. Hemos generado no sólo una política de desendeudamiento que la encabecé con mucho orgullo, pensando en el futuro, con la idea de liberar recursos para ir más rápido en atender los problemas del crecimiento y la evolución, sino que sancioné una ley que prohíbe a los futuros gobernantes, endeudarse para financiar gasto corriente”. Y agregó que “en el campo de la educación y de la salud vamos a encontrar la mayor inversión neta 100 por ciento de los misioneros”.

Con semejante introducción, Rovira disparó: “hay cuestiones que debemos resolver desde la política. No es una queja, sino un principio de inclusión de coparticipar estos bienes educativos sin nada a cambio. Pero si es cierto que ya no esperamos una nueva ley de coparticipación que nos saque de la injustica de ser dentro del Norte Grande, la provincia más castigada, porque no tenemos lo que nos corresponde. De esto hemos hablando en la última visita de Alberto Fernández a Misiones y estamos deseosos de volver a contar con esos recursos”.

 

 

Superado el momento de tensión para los visitantes, Rovira volvió sobre la importancia de inaugurar ininterrumpidamente un ciclo lectivo en Misiones. Fue allí que hizo un reconocimiento a la desaparecida recientemente Secretaria General de UDPM, Marilú Leverberg “con quien abandonamos las luchas estériles que desviaron absolutamente todos los programas escolares para pasar a enderezar los altos objetivos en conjunto y hoy llevamos ya casi 18 años constantes de inicio de clases, en una continuidad que no tiene complemento en el resto del país”.

 

Para el cierre, Rovira se refirió nuevamente a las bondades arquitectónicas de la flamante construcción, “porque “este ámbito que luce muy distinto porque no se parece a una escuela, fue elegido porque tiene que ir con la corriente de generar procesos colaborativos de aprendizaje, donde se sienten a una mesa, no a un pupitre el alumno, sino se sienten docentes en contacto con el alumno y eso es la cultura maker, la cultura hacedora y donde no se dicten conocimientos teóricos absolutos, sino donde se enseñe fundamentalmente a resolver problemas, que es el gran desafío hoy de la educación. Por eso nuestros jóvenes muchas veces tropiezan, sobre todo en las ciencias duras”. Y dejó un anhelo para que la Escuela de Innovación, “que es abierta y gratuita para todos los misioneros y en este entendimiento Nación-provincia, también hoy iniciemos aquí en Misiones el camino para que la escuela pública y gratuita de innovación, en la Nación también sea una realidad”.   

 

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS