El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, participará de la inauguración de la represa ubicada en el estado de Paraná, entre los municipios de Capanema y Capitan Leonidas Marques, a pocos kilómetros de la frontera con Argentina y a menos de un kilómetro del Parque Iguazú del lado brasileño. La obra requirió una inversión de 2.400 millones de reales, comenzó a funcionar en forma parcial en febrero y a plena potencia, en abril.

Este jueves se realizará la ceremonia oficial de inauguración de la represa Baixo Iguazú, ubicada sobre el río Iguazú a pocos kilómetros de la frontera con Argentina. Contará con la presencia del polémico presidente del país vecino, Jair Bolsonaro y del gobernador del estado de Paraná Carlos Massa Ratinho Junior.

La represa ya comenzó a operar en febrero con dos turbinas y en abril entró en servicio la tercera, con lo cual quedó completo el parque generador previsto.

La central está ubicada entre los municipios de Capanema e Capitão Leônidas Marques y es operada por un consorcio formado por el Grupo Neoenergía y por la Compañía Paranaense de Energía (Copel), que tiene 30% de participación en el emprendimiento.

Según fuentes oficiales, la inversión total que requirió el proyecto es de 2.400 millones de reales.

Estaba previsto que la central comenzara a funcionar en 2013, pero una batalla legal demoró la obtención de la licencia ambiental. Ambientalistas cuestionaron que la represa estaba demasiado cerca del Parque Nacional Iguazú de Brasil, a menos de un kilómetro.

 

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS