El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, abandonó este jueves la unidad de cuidados intensivos donde se encontraba internado después de haberse contagiado de coronavirus. El mandatario seguirá su recuperación en la planta del hospital St Thomas de Londres.
Un vocero del Gobierno aseguró que Johnson mantiene un “ánimo extremadamente bueno” y continuará siendo “monitorizado de cerca” por los médicos.
Johnson, de 55 años, comenzó a realizar la cuarentena el 26 de marzo en la residencia de Downing Street cuando los médicos le informaron que había sido contagiado. Estuvo tres noches en el área de terapia intensiva, a donde fue trasladado el lunes, un día después de su ingreso al hospital.
El vocero oficial del mandatario detalló que se encuentra en la “fase temprana de recuperación” y que su salud está mejorando.

El primer ministro, que recibió tratamiento con oxígeno pero no llegó a necesitar ventilación mecánica, comenzó ayer a incorporarse en la cama e “interactuar” con su equipo médico, lo que incrementó el optimismo sobre su estado.

Johnson está en pareja con Carrie Symonds, quien está embarazada de seis meses. La mujer también contrajo la enfermedad, aunque en los últimos días aseguró a través de su cuenta de Twitter que su estado de salud es bueno.

El ministro de Exteriores, Dominic Raab, quien se encuentra al frente del Gobierno en estos días, informó que en las últimas 24 horas se registraron 881 muertes por coronavirus en Reino Unido. La cifra de víctimas fatales ascendió a 7978.

El funcionario resaltó que todavía no alcanzaron el pico de la epidemia en el país, por lo que se alargarán las medidas de aislamiento más allá del próximo lunes, cuando termina el período de tres semanas inicialmente decretado por el Ejecutivo.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS