Una familia compuesta por siete integrantes se quedó apenas con la ropa que vestía luego de que se incendiará la vivienda en la que viven hace dos años en Pozo Azul, lugar al que llegaron con el sueño de comenzar una nueva vida. El núcleo no se encontraba en la residencia por lo que solo lamentan las pérdidas materiales. Al momento recibieron asistencia por parte del municipio que les cedió una casa y algunos elementos básicos por lo que solicitan ayuda para seguir adelante.

El hecho ocurrió por la noche mientras la familia se encontraba de paseo en una chacra, consumiendo el total de la casa inclusive la documentación y útiles escolares de los integrantes que asisten a la escuela. Con lo puesto buscan rehacer su hogar ya que deben empezar de cero. Mediante el apoyo del municipio consiguieron una vivienda donde quedarse pero necesitan ropas y calzados para sus cinco hijas de entre  14, 13, 12 y 10 y un bebe de dos meses.

Hasta el momento desconocen el motivo del siniestro y están inmensamente apenados por haber quedado sin nada, en un momento donde volver a adquirir los muebles, ropas, útiles, resulta muy difícil: “Nosotros llegamos del Sur, conocimos este lugar hace dos años y nos encantó por lo que decidimos mudarnos para acá, lamentablemente se quemó la casa donde vivíamos y nuestras pertenencias, toda la documentación y los útiles, estamos ahora en una casa, nos asistieron con mercadería, colchón que nos consiguió el interventor Waldemar Müller, pero necesitamos de todo”.

Entre los pedidos mencionaron la posibilidad de que alguna persona pueda solidarizarse con herramientas para trabajar relacionadas al albañilería, carpintería y soldadura.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS