En el caso de la última recibió cinco perdigones de plomo, tres en la pierna y dos en la espalda.
“Mi hija recién había llegado al lugar, cuando bajaron de la camioneta, escucharon como una explosión de escape y el segundo ya les impactó, como estaba oscuro no vieron casi nada, uno de los perdigones está bastante profundo, mi hija está en observación hasta que determinen en qué lugar está el perdigón, depende de donde se encuentre puede ser intervenida. No sabemos quién fue el cobarde que tiró, dio vuelta y se fue”, manifestó Guillermo R. padre de una de las chicas que terminó internada.

De acuerdo a lo que trascendió, quien efectuó los disparos, se movilizaba en una motocicleta, llegó hasta el lugar donde estaban los jóvenes y luego de propiciar dos disparos, aparentemente con una escopeta por las características del disparo, se dio a la fuga.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS