Fátima Portillo tiene 18 años y denunció a través de las redes sociales y ante la Comisaría de la Mujer que fue abusada sexualmente luego de salir del boliche en la localidad de El Soberbio. La joven manifestó que el agresor integra su grupo de amigos con el que salió y bajo engaños la llevó hasta su casa donde cometió el delito.

“Ella está shokeada, viajó a San Vicente para hacerse la revisión con el médico ginecólogo porque ella estaba lastimada por dentro, le dolía mucho”, comenzó el relato su padre Juan Manuel Portillo.

Según lo que comentó su hija dijo, “ella el sábado salió con amigos quienes la vinieron a buscar a mi casa porque vivimos a tres kilómetros del casco urbano y ellos fueron al boliche. Después se iba a ir a dormir a la casa de una amiga porque es lejos y uno de los chicos se ofreció a traerle en auto hasta mi casa y ella accedió porque ella es muy inocente y con engaños el joven le llevó hacia su casa y ahí fue donde ocurrió todo”.

“Lo que cuenta es que ella pedía auxilio y él le decía que se quedara tranquila que iba a ir un amigo para hacer una orgia, Fuera de la casa estaba una pariente del chico que golpeaba para poder entrar pero él le decía que se vaya pero fue quien la ayudó después a ponerse algo de ropa y salir corriendo”, manifestó.

Además Juan Ramón comentó que el agresor la siguió a bordo de una motocicleta y la amenazó a que no realizara la denuncia y que no diga nada, “cuando nos levantamos vimos que estaba en su pieza y mi señora notó que estaba llorando, fue cuando le preguntamos y llamé a la Comisaría de la Mujer, dudó en hacer la denuncia por miedo porque el chico tiene un arma pero la convencimos para que la hiciera”.

“El chico siempre la buscaba, le mandaba mensajes que quería salir con ella pero mi hija tenía novio hace unos diez días y nunca accedió a salir con él. Salían en grupo como amigos y nunca pensó que podía llegar hasta ese punto”, acentuó.

Sobre las sensaciones que le quedó como padre tras la ocurrido dijo que, “son emociones muy encontradas, es muy difícil para nosotros, estamos todos muy tristes y con miedo porque no sabemos qué es lo que puede pasar. Mi hija tiene miedo que el chico salga en libertad y nos pueda hacer algo a nosotros, tememos mucho miedo por nuestras vidas”.

“Mi hija habla muy poco, está con miedo, confundida. Hizo la denuncia porque no quiere que a alguna amiga o chica de acá de El Soberbio pase por lo mismo, es el deseo de todos. Uno lo que más necesita en estos momentos es fuerza y tranquilidad pero tranquilidad recién la vamos a tener hasta que la Justicia deje preso a ese chico, no podemos pensar que quede en libertad”, finalizó.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS