Un operativo conjunto en la frontera seca permitió la incautación de un cargamento de vinos de primera marca por un precio final de más de 600.000 pesos, según pudo reconstruir El Territorio en base a fuentes consultadas. Se presume que el producto era transportado por un brasileño que se dio a la fuga.

El procedimiento se concretó en horas de la noche del domingo, en cercanías a uno de los puestos de vigilancia que tiene Gendarmería Nacional. Los uniformados de la Unidad Especial de Operaciones de Monte que estaban en una de las postas del barrio Obrero escucharon en medio de la noche un fuerte impacto.

Ante eso se trasladaron al lugar, donde se encontraron con un Fiat Uno con dominio brasileño que había traspasado el límite internacional ilegalmente y estaba del lado argentino sin ocupantes.

Del otro lado de la línea de frontera había una comisión de la Policía Militar de Brasil, que dio precisiones de lo que había ocurrido.

Según fuentes de la fuerza federal argentina, las autoridades brasileñas manifestaron que el conductor del auto implicado (con dominio MFJ – 6810) estaba huyendo de ellos y que una vez que cruzó el límite siguió su camino a pie.

Con testigos habilitantes, los centinelas procedieron a la requisa del rodado y se toparon con 104 botellas de vino Catena Zapata Malbec cosecha 2017, cuya botella tiene un valor aproximado superior a los 6.000 pesos argentinos.

Estaban en cajas de cuatro unidades y fueron valuadas por la fuerza en 650.000 pesos.

Por el hecho interviene el Juzgado Federal de Eldorado, a cargo del magistrado Miguel Ángel Guerrero, cuyas autoridades orientaron la incautación de la bebida alcohólica y el vehículo, que fue tasado en unos 300.000 pesos. Es decir, el aforo de todo lo secuestrado alcanzó un valor superior a los 900.000 pesos.

Alcohol en gel
Como informó ayer este medio, en lo que va del 2020 distintos organismos brasileños incautaron 35.000 botellas de bebidas alcohólicas de contrabando solo en la zona de la denominada triple frontera seca, que incluye a las localidades Santo Antonio, Barracão, Dionísio Cerqueira y Bom Jesus do Sul. La mayoría de esas cargas son vinos y los medios locales detallaron que se hicieron hasta cuatro procedimientos en un mismo día.

El producto y los vehículos en los que eran transportada la mercadería ascienden a unos 10 millones de reales, según detalló al sitio Jornal Da Fronteira Valter Durigon, delegado del Departamento Especial de Ingresos Federales de Brasil, órgano conocido como Receita Federal.

El delegado también detalló la utilidad que se les da a esos productos en este contexto de pandemia, señalando que la mayor parte termina en el sector de Salud del país: “A partir de la bebida alcohólica es extraído el alcohol en gel, el cual después es destinado principalmente a los órganos públicos, que necesitan constantemente suplir sus necesidades para la protección y prevención del coronavirus”.

El producto es realizado en la Universidad Estatal de Paraná, en la localidad de Guarapuava.

Otra parte del producto es subastado, tal y como lo contemplan las leyes del vecino país y que actualmente se hacer de forma online y pueden participar personas juridicas y fisicas.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS