Una de las preocupaciones, secundarias por cierto -luego de la desocupación, el aumento de tarifas y la inseguridad- que tiene el gobierno de Mauricio Macri es la relación con la Justicia, y en especial con los jueces, camaristas y fiscales federales.

Mauricio Macri presentó esta semana su plan Justicia 2020

“NO HAY PACTO DE IMPUNIDAD, EL QUE LAS HACE LAS PAGA”, PROMETEN EN EL GOBIERNO

En los doce juzgados federales de la Capital- ubicados en la avenida Comodoro Py 2002- se dirimen los casos donde están involucrados funcionarios públicos del actual, del anterior y de todos los gobiernos. En uno de esos juzgados fue procesada Cristina Fernández de Kirchner por el caso de dólar futuro. En otro, fue imputado el presidente Mauricio Macri por los denominadosPanamá Papers. Cerca de Macri aseguran que cambió una forma de relacionarse con la justicia federal: “Se acabaron los operadores que conseguían que se firmaran decisiones a cambio de dinero”, explican.

Admiten, sin embargo, que hay diálogo con los jueces sobre la base de “mantener distancia y dejarlos hacer”. Desde varios sectores políticos, incluso desde dentro de “Cambiemos” se critica la relación del presidente de Boca Daniel Angelici, con algunos integrantes de la Justicia federal. “No es un operador como los que se conocieron antes. Cuando plantea algún asunto institucional, Angelici habla en nombre de Macri. Pero el resto del tiempo los encuentros que tiene con los jueces forman parte de su vida social y de relaciones preexistentes al 10 de diciembre de 2015”, señalan en el Gobierno.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS